Superior de los Salesianos explica las filas nocturnas por matrículas en sus colegios y cuestiona la tómbola

chile_alberto_lorenzelli_el_mercurio

Asegura que los sistemas aleatorios dejan mucho descontento y discriminan.

"Es lamentable, es doloroso, porque nadie quiere tener personas esperando, sobre todo en los días más fríos que estamos viviendo en Santiago".

Así responde el superior provincial de los Salesianos en Chile, padre Alberto Lorenzelli, ante las filas nocturnas y de más de 12 horas que realizaron apoderados frente a los colegios Salesianos Alameda (Santiago), Patrocinio San José (Providencia) y el Oratorio Don Bosco, para matricular a sus hijos.

Para el sacerdote, el fenómeno no es nuevo: ya les había ocurrido hace dos años en Talca. Cuando se abrieron las matrículas, hubo 600 apoderados esperando por las 210 vacantes. La admisión también fue por orden de llegada.

Al año siguiente, la congregación optó por una tómbola: "No funcionó mucho, porque cuando hay alta demanda, deja mucho descontento", asevera.

No obstante, distintos expertos han manifestado que un sistema de selección aleatorio de alumnos es más justo que el que están aplicando hoy en los establecimientos salesianos (el orden de llegada), porque de esa forma todos tendrían las mismas oportunidades de ser admitidos. Así lo ha manifestado el propio Ministerio de Educación, la fundación Educación 2020 y el Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación de la UC.

Pero Lorenzelli dice que la inscripción por orden de llegada se mantuvo, influida por la experiencia del año pasado en la Región de Magallanes, organizada por el Ministerio de Educación. "Fue desastrosa", asegura.
Según el religioso, el alto interés por los colegios de la congregación se debe a que "trabajamos con un proyecto educativo que es la educación integral. Los apoderados buscan una escuela de calidad, con buenos resultados, y también formación valórica que incluye a la familia".

-El sistema de hacer fila, tan cuestionado, ¿le parece más justo que una tómbola?

-El mejor sistema sería que las familias que quieran postular a un colegio lo puedan hacer con más libertad. Podría ser que todos los postulantes entraran a la página web del establecimiento y postularan virtualmente. En Alto Hospicio, donde la gente hizo fila durante dos días para postular, casi ninguno de los niños que viven en campamentos, en tomas, tiene un computador. Entonces también es discriminación, porque muchas familias no tienen la posibilidad de ingresar a ese sistema.

-O sea, ¿las filas van a continuar?

-Esperamos tener soluciones mejores y lo estamos dialogando. Nos hemos hecho preguntas sobre cuál puede ser la forma más digna (...) También estamos viendo qué hacen otros.

A su juicio, "en Chile, en la reforma (educacional) hay una línea ideológica para favorecer a los colegios municipales, y, en algunas cosas, desfavorecer a los subvencionados. (...) Pero la gente no quiere ir a los municipales y está dispuesta, por lo que escuché en la radio a apoderados que esperaban desde las cuatro de la mañana, a pagar algo por un colegio que les asegure disciplina, propuesta formativa, valórica y que no haya tomas. El apoderado quiere un ambiente seguro".

Nuevo provincial
El 27 de enero de 2018 asumirá como superior provincial de los Salesianos en Chile Carlo Lira Airola (48), en reemplazo de Alberto Lorenzelli.

Fuente:
El Mercurio
 

Deja un comentario

*