Realidad Aumentada: La ficción camina entre nosotros

 realidad_aumentada

La hinchada aún protesta el gol mientras los comentaristas discuten si el delantero estaba o no fuera de juego. Una línea virtual, que atraviesa el campo de banda a banda, se dibuja a la altura del delantero, quien se posiciona solo frente a la portería. Fuera de juego. El gol se anula y los jugadores se acercan al centro para sacar y continuar con el partido. Entonces un logo gigante de un patrocinador comienza a flotar sobre el círculo central.

La utilización de elementos virtuales en los partidos de fútbol es una de las tantas aplicaciones de la realidad aumentada (RA). Tecnología que, de acuerdo a los investigadores especialistas en tecnología de la Universidad de Sevilla, Cabero Almenara y Cristián García, “permite la combinación de información digital e información física en tiempo real por medio de distintos soportes tecnológicos, como, por ejemplo, las tablets o los smartphones, para crear con ello una nueva realidad enriquecida”.

El término realidad aumentada fue acuñado por el investigador Tom Caudell en 1992. Su idea eran los anteojos especiales y virtuales sobre tableros reales genéricos. Así fue como se le ocurrió que estaba “aumentando” la realidad del usuario.

En todo tiempo la humanidad ha intentado cambiar su realidad con obras de ciencia ficción, música experimental e incluso sofisticados inventos con los que hemos soñado escapar del mundo real.

Ahora la tecnología se ha puesto a la altura de la ficción. La línea que separa el mundo virtual del no-virtual se sigue desdibujando, donde artistas fallecidos dan conciertos o puedes ver el vuelo de un dragón en un estadio. Un nuevo escenario que hoy ofrece la realidad aumentada que hace tan solo algunos años era factible solo en nuestra imaginación.

Ver a personas atentas a sus celulares cuando se da un paseo por un parque ya no es novedad, pero ver a un grupo reunido hablándose a las caras mientras alternan su mirada con su celular podemos decir que al menos es peculiar. Este es el fenómeno producido por Pokémon Go!, uno de los tantos juegos de realidad aumentada que usa las calles del mundo como ambiente.

Tal como decían los investigadores, la realidad aumentada es la interacción entre la información virtual y la información no-virtual (real). Es precisamente esta cercanía con la realidad uno de los aspectos que vuelven esta tecnología muy atractiva para múltiples ambientes y contextos, como el educacional, científico, los videojuegos, deportes, medicina, etc.

El potencial futuro de la realidad aumentada es muy grande debido a su capacidad para mejorar la experiencia de otras tecnologías. Ahora llevamos dispositivos GPS en el auto, pero en el futuro estarán integrados en todos los modelos, la información se mostrará en el parabrisas: incluirá incidencias en la carretera, nuestros eventos programados en calendario y un registro de las últimas noticias. Recorreremos los centros comerciales observando a través de unas gafas las mejores ofertas de las tiendas aledañas; cuando nos acerquemos a los productos veremos opiniones de otros consumidores sobre ese producto y quién sabe cuántas más bondades nos podrá otorgar el desarrollo de esta tecnología.

La realidad aumentada puede poner a nuestra disposición, de una forma práctica, toda la información que tenemos en internet modificando nuestra realidad al más puro estilo de la ciencia ficción, con alcances potenciales como el fin de la era smartphone.

Algunas aplicaciones

La realidad aumentada tiene un alcance de aplicaciones impresionante, acá te dejamos algunas:

1. Videojuegos: Los juegos como el popular Pokémon Go! o Jurassic World Alive traen sus mecánicas virtuales a nuestra realidad. Una experiencia gamer que podrás disfrutar a través de tu smartphone, además de unos buenos zapatos para recorrer tu ciudad.

2. Parabrisas y ventanas: WayRay, compañía líder en realidad aumentada para autos, ha desarrollado un sistema especial basado en elementos ópticos holográficos que permite ver objetos virtuales flotando por el aire lejos del parabrisas del auto.

3. Cocina: Imagina ir a un restaurante y ver algún plato de la carta como si lo tuvieses sobre la mesa antes de pedirlo al garzón. Esto ya es posible gracias a la aplicación Aprato de RA, creada por los alumnos de Ingeniería de la Universidad Católica, Diego y Javier Valenzuela.

4. Gafas: Quizás este sea el primer intento para abandonar el smartphone, ya que esta tecnología agrupa funciones como tomar fotos, hacer videos, navegar por mapas, etc. Los lentes que permiten ver objetos virtuales ante nuestros ojos ya existen gracias a empresas como Microsoft con sus Hololens o los Google Glass de Google.

5. Educación: El proceso de aprendizaje se puede potenciar de una manera muy positiva mediante la producción de objetos de realidad aumentada. Por ejemplo, el profesor de historia, haciendo uso de esta tecnología, les podría mostrar a los alumnos el Coliseo Romano de una forma vívida que permita la interacción y que muestre información de interés para cada estudiante.

6. Compras en línea: ¿Necesitas comprar zapatillas en línea, pero no sabes si te quedarán buenas? Para estos problemas la empresa Nike, en su esfuerzo por brindar una mejor atención al cliente y personalización, creó Nike Fit, una aplicación que mediante un escaneo de tus pies sabrá exactamente cuál es el número de calzado que debes pedir.

TIPOS DE REALIDAD

Uno de los aspectos que debemos entender es que RV y RA han ido prácticamente de la mano a lo largo de la historia. Sin embargo, la virtual permite a los usuarios el paso a un mundo alternativo de inmersión completa, simulado por computador, donde puedes tener experiencias sensoriales espectaculares, mientras que la aumentada te mantiene en el mundo real, pero la enriquece con elementos virtuales.

Según las investigadoras Villalustre y Del Moral, especialistas en nuevas tecnologías aplicadas a la educación de la Universidad de Oviedo, señalan que “mientras la realidad virtual traslada a un mundo inexistente (virtual) que sustituye por completo al real, la realidad aumentada añade un nuevo plano de visión que agrega, al mundo real palpable, información complementaria a través de la superposición de objetos 3D virtuales”.

Por Joaquín Castro, periodista

Deja un comentario

*