El MJS animó a los peregrinos hacia el Santuario del P. Alberto Hurtado

 

Luego de una sentida Eucaristía en el Espacio República, los jóvenes y voluntarios del Movimiento Juvenil Salesiano, se congregaron en las afueras del Colegio Salesianos Alameda, con el fin de animar la segunda estación de la peregrinación hacia el Santuario de Padre Hurtado, la cual, como cada año dio inicio desde el parque de los Reyes.

Cientos de jóvenes, pertenecientes a las diferentes pastorales de la diócesis caminaron bajo el lema “Ser fuego para encender otros fuegos”, propuesto por la Vicaria para la Esperanza joven. “La iglesia es Joven, se rejuvenece con la presencia de los jóvenes. Esto nos da a entender que que hay una iglesia viva, una iglesia vital, una iglesia que quiere demostrar su fe”, aseguró Monseñor Alberto Lorenzelli, Obispo Auxiliar de Santiago.

La animación de esta estación estuvo liderada por la Banda del CaeteraTolle, quienes destacaron por su repertorio y energía juvenil, y al mismo tiempo un grupo de Jóvenes salesianos y voluntarios del MJS, quienes invitaron a los peregrinos a luchar por sus objetivos en la vida. “Durante la eucaristía, insistimos mucho en invitar a los jóvenes a tener una motivación clara en sus vidas para que puedan ponerse en camino”, agregó el P. Claudio Cartes SDB, Delegado para la Pastoral Juvenil Inspectorial

Con este peregrinar, queda en evidencia que los jóvenes están tomando un rol importante en la iglesia, testimoniando su entrega y sensibilidad social a la luz de Jesucristo. “Para los jóvenes del MJS, estar en camino, es una forma de vivir el discipulado al que Jesús nos llamaba; encontrar al Señor que se hace presente en el otro, tal y como lo veía el P. Alberto Hurtado”, comentó Sor Doménica González FMA, delegada para la Pastoral Juvenil de las Hijas de María Auxiliadora

Con estas motivaciones, en el mes de la solidaridad, los jóvenes de la iglesia de Santiago buscan vivir su vocación al servicio de los demás, siendo fuego que enciende a otros fuegos.

Deja un comentario

*