Teresa de Calcuta, Aborto y Fenómeno digital: Temas dialogados con el Vicario del Rector Mayor

articulos_entrevista_cereda_190

El P. Francesco Cereda, Vicario del Rector Mayor, estuvo de visita en nuestro país a principios de septiembre con motivo de la celebración de los 100 años que se cumplen desde la muerte de Mons. José Fagnano, misionero salesiano de la Patagonia y Tierra del Fuego.

El viaje ha sido ocasión también para encuentros con los salesianos de todas las comunidades en diferentes zonas del país.

En medio de sus últimas actividades antes de su regreso a Roma, el P. Francesco dialogó con Boletín Salesiano sobre temas como el fenómeno digital, aborto y canonización de Sor Teresa de Calcuta.

¿Cómo ha sido el encuentro con los Salesianos en las diferentes comunidades?
Es la tercera vez que vengo a Santiago, pero primera que realizo un recorrido a diferentes lugares de la Inspectoría. Estoy muy contento de encontrarme con los hermanos, los muchachos, los profesores; con las tres comunidades del norte: Iquique, Alto Hospicio, Antofagasta y la nueva comunidad de Calama. Después estuve en Concepción, Punta Arenas y hoy en la tarde también aquí, en la Gratitud Nacional, con todos los hermanos que están cerca de Santiago. Estoy muy contento de hablar con ellos y de escuchar también sus sugerencias, sus preguntas.

El mensaje fundamental compartido con ellos ha sido el camino que la Congregación está haciendo ahora, especialmente en la identidad de nuestra vida salesiana como místicos en el espíritu, profetas de fraternidad y siervos de los jóvenes, no sólo entre nosotros, sino también con los laicos y la familia salesiana… Todas las inspectorías han concretado este camino en el Capítulo Inspectorial hecho en este año. También aquí han logrado concreciones buenas, teniendo en cuenta el problema del rediseño de la inspectoría, decidiendo profundizar en frentes como el oratorio, el centro juvenil, la Fundación Don Bosco y la Universidad Católica Silva Henríquez.

¿Cómo ha vivido la celebración del Centenario de Mons. Fagnano?
Fueron muchos acontecimientos, muy buenos; el encuentro con la gente, con los exalumnos; hemos visitado los cuatro colegios que tienen los Salesianos y las Hijas de María Auxiliadora en Punta Arenas.

Estuvimos también en Puerto Natales, en la parroquia, en el colegio; hemos visto una cosa extraordinaria: no puedo imaginar cómo Don Bosco pudo soñar con esta tierra, tan aislada en aquel tiempo, con poca gente, con muchos problemas. Ha hecho un gran sueño misionero cuando imaginó su presencia desde Santiago de Chile hasta Pekín y después la tierra patagónica, a donde envió a sus primeros salesianos.

Venir acá fue mirar todo ese sueño realizado. Los acontecimientos más significativos han sido protagonizados por los jóvenes de los colegios, por la gente en la catedral. Ha sido relevante también repasar la historia de Mons. Fagnano con una ponencia del historiador Mateo Martinic y al final el desfile de los cuatro colegios con cerca de 4 mil muchachos y muchachas. He quedado con la sensación de que los jóvenes tienen un gran sentido de pertenencia a sus colegios y también un humilde orgullo.

¿Cómo debemos enfrentar, salesianos laicos y consagrados, la presencia protagónica de los jóvenes en el ambiente digital?
El espacio digital no es virtual, es real, es otra manera de relacionarse con la gente, no directo, pero real todavía. Debemos encontrar las dos maneras de encontrarnos con la gente, por eso debemos ayudar a los jóvenes a no estar cerrados solo en el espacio digital y también de tener una relación más amplia y no solo la relación personal o interpersonal.

Claro que vivir en este mundo digital para los jóvenes es más fácil; ellos son nativos digitales, nosotros somos inmigrantes. Llegamos tarde en este campo, pero podemos aprender muchas cosas de ellos. Debemos también presentarles los desafíos y los riesgos de perder la libertad. Las oportunidades para habitar en este mundo son muchas.

En nuestro país se está debatiendo un proyecto de ley que pretende despenalizar el aborto. ¿Qué le diría a la Familia Salesiana para enfrentar esta situación?
Como salesianos, como cristianos, debemos presentar nuestra opción a favor de la vida. Sí debemos entender que la promoción de la vida no pasa solo a través de la ley. Si se llega a aprobar una ley del aborto, nuestra acción no está concluida. Debemos no solo defender la vida, sino promoverla; la educación es una manera, especialmente la vida de las clases más necesitadas, los más pobres. Debemos estar cercanos a las mujeres que son solteras y tienen dificultad para acoger la vida.

El aborto nunca debe ser visto como derecho. Como cristianos no podemos aceptarlo como solución para casos difíciles. Debemos amar la vida siempre.

¿Qué le parece que el Papa Francisco haya canonizado a Sor Teresa de Calcuta?
Como salesianos somos y hemos sido siempre cercanos a las comunidades de las Hermanas de la Caridad de Madre Teresa de Calcuta. En muchos lugares donde están los pobres nosotros ayudamos a estas hermanas.

Yo he tenido la oportunidad de encontrar a Madre Teresa en nuestra casa de Parma, cuando era joven director. Ella vino a visitar la ciudad para estar con los salesianos, encontrarse con nuestros jóvenes antes de llegar a la plaza de la ciudad. Ella quería estar con nosotros por reconocimiento, la gratitud y el trabajo que hacemos juntos.

Por eso, estoy muy feliz por esta canonización de esta humilde mujer que trabajó mucho por los más.

Deja un comentario

*