¿Qué Salesianos necesitan los jóvenes hoy?

Jornada_Agosto-17

En el mundo hay aproximadamente 14 mil 500 salesianos presentes en los cinco continentes. Para el Capítulo General 28, que se llevará a cabo en 2020 -reunión que se realiza cada seis años y que traza las grandes rutas de la misión salesiana mundial-, los hijos de Don Bosco quieren escuchar la voz de los jóvenes, atendiendo la invitación de su décimo sucesor, P. Ángel Fernández, quien ha invitado a preguntarles qué perfil y qué tipo de salesianos se necesitan en nuestros tiempos. Este proceso permitirá mirar desde la realidad de los jóvenes qué cualidades y aptitudes son las que ellos necesitan hoy día.

Aterrizando la idea del rector mayor, se decidió realizar un sondeo entre algunos jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano de nuestro país (MJS), socializando con ellos las preguntas recibidas desde Roma, con el fin de escuchar sus experiencias y elaborar una encuesta aterrizada a la realidad salesiana chilena.

La consulta fue aplicada vía web, buscando que todos los jóvenes pudieran participar y obtener los resultados de manera segura y rápida. El instrumento constaba de dos partes: una sección con preguntas abiertas relacionadas con la etapa de vida actual de los encuestados y otra con preguntas más específicas tales como:

¿Cuáles son las cualidades que destacarías de los salesianos de Don Bosco?

¿Qué cualidades piensas que deberían tener los salesianos hoy día para acompañar a los jóvenes en sus necesidades?

¿Qué les faltaría a los salesianos para contar con las cualidades que ellos desearían?

¿En qué situaciones has pedido o pedirías ayuda a un salesiano?

Como joven, ¿cómo crees que podrías colaborar y ser más protagonista en las comunidades salesianas? Fueron más de 500 jóvenes de diferentes colegios y presencias salesianas los que participaron de este proceso. La encuesta se clasificó en diferentes rangos etarios: adolescentes entre 16 y 18 años; jóvenes entre los 19 y 24 años, y adultos jóvenes entre 25 y 29 años de edad.

Los encuestados destacan que los salesianos están presentes en medio de ellos, tienen disposición de escucharlos, son serviciales, solidarios, alegres y empáticos.

Por otra parte, piden que se inserten más en el contexto juvenil, sin prejuicios. Piden también más presencia física en los lugares donde están ellos; que sean más comprensivos y que puedan responder a los tiempos y a los contextos.

En el apartado donde se les pregunta por su protagonismo en la misión salesiana, la mayoría asegura que deben cultivar la propia motivación, no realizar actividades por rutina, participar activamente dando su opinión e involucrarse más.

Los jóvenes son conscientes de que este proceso de cambio es recíproco. También ellos deben ayudar al salesiano en la maduración de su vocación. Por eso saben que deben tener un mayor empoderamiento, protagonismo y liderazgo en las obras salesianas donde trabajan.

Las respuestas recolectadas serán tema de reflexión y discernimiento en el capítulo inspectorial, reunión de similar carácter al capítulo general, pero solo con los salesianos de Chile, instancia en la que se discernirán los hechos para identificar causas de posibles fatigas en la misión. Este trabajo de atenta escucha pondrá nuevos retos a los consagrados. “La invitación es clara, hay que reconfigurarse internamente para seguir con la misión de Don Bosco de llevar a los jóvenes por el camino de Jesús”, comenta Fredy Araya, encargado del Movimiento Juvenil Salesiano.

Los resultados de esta encuesta tendrán eco importante en el trabajo del capítulo. También se buscará resaltar la misión permanente y fidelidad de cada miembro de la congregación, teniendo en cuenta el trabajo con los jóvenes, el encuentro con Cristo y la vida comunitaria.

“La idea es que esta encuesta pueda ayudar a los hermanos a hacer una reflexión personal, comunitaria y luego inspectorial sobre lo que los jóvenes esperan de nosotros”, dijo el P. Claudio Cartes, delegado inspectorial para la Pastoral Juvenil Salesiana.

La pregunta ¿qué salesianos necesitan los jóvenes hoy? no pierde vigencia con el paso del tiempo, antes bien, habla de un proceso constante de discernimiento en la acción y preocupación por mantener vigente la opción de Don Bosco de trabajar por la juventud.

El Papa Francisco, en la apertura de la jornada de espiritualidad de la familia salesiana en Roma, se adelantó ya a darle una respuesta a esta interrogante, y asegura que un salesiano para los jóvenes debe ser hoy un hombre concreto, como su fundador, que como joven sacerdote prefirió el servicio entre los muchachos pobres y abandonados. Un salesiano que sabe mirar a su alrededor, que tiene la capacidad de ver las situaciones y los problemas críticos, los afronta, los analiza y toma decisiones valientes. Está llamado a encontrarse con todas las periferias del mundo y de la historia.

Los jóvenes hoy son el presente de la Iglesia, el ahora de Dios. Son los nuevos protagonistas de las acciones pastorales. Ya no estan viendo desde el balcón, son coactores de la nueva evangelización.

Por Gustavo Cano, periodista

Deja un comentario

*