“Para nosotros, que no buscamos la moda el funk es nuestro lenguaje de expresión”

articulos_chancho_en_piedra_190

En agosto pasado la destacada banda nacional Chancho en Piedra lanzó su esperado nuevo disco: Funkybarítico, Hedónico, Fantástico. Es el noveno trabajo de estudio de la agrupación compuesta por Eduardo “Lalo” Ibeas, Leonardo “Toño” Corvalán y los hermanos Pablo “K-V-Zón” y Felipe Ilabaca. En 12 canciones trata temas sociales al ritmo del funk, con letras intensas y, al mismo tiempo, impregnadas de alegría.

Mientras escribo este artículo en living de mi casa y con la curva de bajos bien arriba, suena el primer corte de este disco y cuyo título hace pensar que profesa la sensación de toda la banda: “Mi Mejor Momento”, canción que hace de punta de lanza para comenzar a masticar este trabajo.

Un disco lleno de espontaneidad y que viene a ser la coronación de una carrera de más de dos décadas marcada por el Funk, el Soul y el Groove. Desde sus letras, música y sonoridad me encontré con una sensación especial: La de escuchar un disco que proyecta la emoción de ser el primero, siendo el noveno.

Un álbum producido a la antigua, que parece ser la fórmula: grabado en vivo con toda la potencia del funk, mezclado con secciones de cuerda y cadencias propias del soul y que, en palabras de su guitarrista, Pablo Ilabaca (K-V-Zon), tiene una ‘estética setentera’.

“Es una bandera que siempre hay que estar enarbolando; le hace bien al cancionero chileno refrescar de repertorio bailable. Los de la generación de los 90’s tenemos que seguir haciéndolo. En algún minuto Beck también se sumó al funk, pues fue moda, pero para nosotros, que no buscamos la moda, el funk es nuestro lenguaje de expresión”.

Expresión es la palabra que resume la sensación de escuchar un disco que hoy es parte de una escena en la que la producción independiente y la autogestión de las bandas son el motor de empuje para un nicho que se formó no en grandes escenarios, sino en medio de la diversidad, en un grupo de bares y locales nocturnos.

Las cosas cambian y los Chancho lo supieron desde su primer álbum Peor es Mascar Lauchas (1995). Cuando escuché ese disco percibía un grupo de jóvenes con ganas de pasarlo bien tocando, hoy con más de un carrete en el cuerpo parece que los reyes de la comunidad porcina lo siguen haciendo cuando se juntan a tocar sin perder la visión del futuro y las presentaciones en vivo para difundir este nuevo material.

“Con este disco estamos seguros que la agenda se va a nutrir de a poco; no es fácil para una banda como los Chancho insertarse en un circuito que se ha ido extinguiendo de a poco, donde no hay tantos espacios para tocar”, comenta Ilabaca.

A lo que agrega: “Con los Chancho nos hemos acostumbrado a tocar en grandes escenarios. Con este disco tan urbano nos gustaría volver a ponernos en la escena, donde están los artistas que la trabajan y construyen. Es tiempo que los más viejos, los que tenemos más tiempo en este cuento, participemos ahí también, si nos dan el lugar y el espacio queremos estar en esos lugares también”.

Una banda que pilotea su presente con la soltura de un principiante y, al mismo tiempo, con la experiencia de las mismas horas de vuelo que los llevaron a ser una de las mejores y más exitosos de los últimos años.

Chancho en Piedra es una marca registrada, un símbolo de libre expresión musical y este disco es una muestra que no quieren dejar de hacer lo que más les gusta hacer: Pasarlo bien cantando, tocando y llenando el repertorio local de canciones bailables Funkybaríticas, Hedónicas, Fantásticas.

Por Luis Aghemio, Productor Musical

Deja un comentario

*