La Gratitud Nacional, santuario dedicado a María Auxiliadora, cuenta a partir de hoy con un nuevo lugar de oración, en el que los feligreses podrán tener momentos de oración y recogimiento junto a la imagen del Cristo Roto, el de los sufrientes y marginados. Tras casi dos años transcurridos desde los actos de violencia que dieron lugar a la profanación del templo, la imagen de Cristo Crucificado ha sido restituida, conservando algunas secuelas del daño recibido, como simbolismo de Jesús sufriente. En la homilía, el P. Bernardo García, rector del Santuario señaló: “Este Cristo quiere que seamos sus pies con los que podamos avanzar, sus brazos con los que podamos acoger”. Ubicado en el costado derecho del templo, será un lugar que acogerá a tantos sufrientes, “al que viene con una oración a pedirle que le ayude, que le acompañe por su hijo enfermo, o porque no tiene trabajo, o porque necesita compañía y quiere ser escuchado”. También será el “Cristo del adulto mayor, que pasa a la iglesia solamente y lo mira; también será el Cristo de los inmigrantes, un Cristo roto de la paz que entiende el dolor que muchos que pasan al templo a encontrar refugio”. Al cierre, el P. Guillermo Basañes, Consejero General de la Congregación, a nombre del Rector Mayor, P. Ángel Fernández, expresó su fraternidad y solidaridad a la comunidad del santuario por lo vivido y celebrado. El Consejero recordó cómo fue, justamente, el templo que la gratitud nacional el primero que recibió la visita de las reliquias de Don Bosco en 2009, primera nación del mundo donde comenzó este gran recorrido con ocasión del bicentenario de su nacimiento. Antes de la bendición final fue descubierta la imagen, momento en el que el Provincial de los Salesianos, P. Carlo Lira, comentó: “El señor nos redime a través de un amor que sufre, que padece. Al mirar este cristo sufriente, en la cruz, mutilado por la violencia y el odio, nos motive a todos a buscar en el amor la construcción de la justicia y de la paz”. Fuente: Comunicaciones Salesianos Chile

Este 2018 se cumplirán dos años desde el violento acto de profanación al templo de la Gratitud Nacional en el que se sustrajo y destruyó una imagen de Jesús Crucificado, hecho que conmocionó a la opinión pública de nuestro país y que acaparó la atención de la prensa en varios lugares del mundo. HOY, martes 24 de abril, a las 19.30 hrs., la comunidad del santuario, encabezada por su rector, P. Bernardo García, realizará la reposición de la imagen, que ha sido llamada por los feligreses Cristo Roto de la Paz. La actividad se llevará a cabo dentro del contexto de la celebración de la Eucaristía, que será presidida por el P. Guillermo Basañes, miembro del Consejero General de la Congregación de visita por estos días a las obras salesianas de Chile. Concelebrarán el Provincial de los Salesianos en Chile, P. Carlo Lira; el Director de la comunidad Salesianos Alameda, P. Nelson Moreno y salesianos de diversas comunidad de Santiago y alrededores. El P. García explica el sentido de la celebración: “El Cristo fue restaurado, pero no va a estar presentado como era, le van a faltar algunas partes. Lo vamos a mostrar así, como un Cristo roto que le falta un brazo, una pierna, simbolizando a aquellos Cristos rotos de hoy día, los que están sin trabajo, los inmigrantes, los enfermos, los abuelos abandonados. Esos son los Cristos rotos que no queremos ver, por eso queremos mostrarlo”. La imagen será ubicado en un sector de la nave central del templo cercano a la entrada, hasta donde podrán llegar las personas para momentos de recogimiento y oración. Síntoma de violencia El 9 de junio de 2016, en el contexto de una marcha estudiantil, un grupo de personas encapuchadas, varios de ellos jóvenes, cometieron actos violentos en contra el templo salesiano, forzando una puertas de acceso de un velatorio, desde donde sustrajeron la imagen para destruirla en la calle. El acto fue repudiado abiertamente por autoridades eclesiásticas y también del gobierno comunal y nacional. Mario Fernández, entonces Ministro del Interior, señalaba que los actos reflejaban un “síntoma preocupante” de violencia. Autoridades políticas de diversos sectores se hicieron presente en el mismo templo para expresar solidaridad con la comunidad afectada y con toda la Congregación. El llamado generalizado fue a terminar con la violencia, favorecer el diálogo y trabajar por el respeto de todas las personas. En uno de los párrafos del comunicado público, nuestra Congregación señalaba: “Nos duele profundamente que una Iglesia sea objeto de repetidos ataques que no sólo dañan el patrimonio histórico de la ciudad, la libertad de culto y un lugar sagrado donde muchas personas llegan para el encuentro con Dios; creemos que también se hiere en lo más profundo el alma de nuestra patria”. Revisa el comunicado completo aquí. Tras seis meses de pericias, el Cristo fue devuelto al templo por la Policía de Investigaciones. Revisa la noticia aquí  Revisa otras noticias relacionadas  [Video] Estas fueron las reacciones ante la profanación del Templo de la Gratitud Nacional

Una asamblea expectante y numerosa, representativa de los diversos grupos y facetas de la misión salesiana, se hizo parte de la ceremonia de toma de posesión del nuevo Provincial de los Salesianos en Chile, P. Carlo Lira Airola, quien sucede en este rol de animación y gobierno al P. Alberto Lorenzelli Rossi tras seis años de abnegado trabajo. A pocos días de la visita apostólica del Papa Francisco a nuestro país, nuestra Congregación se preparaba para este momento histórico, la asunción de a quien reconocemos como Don Bosco entre nosotros, ceremonia desarrollada el sábado 17 de enero en el Templo de la Gratitud Nacional, en el Centro de Santiago. Presidió la celebración el P. Natale Vitali Forte, colaborador directo del Rector Mayor -sucesor de Don Bosco- en el rol de Consejero Regional para América Cono Sur, servicio de animación de la presencia de los salesianos en los países del sector sur del continente, tarea a la que le precedió su servicio de provincial en Chile durante dos períodos: 1995-2000 y 2006-2008. Durante su homilía, el P. Natale señaló que ser Inspector es un buen trabajo, porque es la oportunidad de ser otro Don Bosco en Chile. Asimismo, agradeció al P. Lorenzelli su servicio, por haber encarnado la presencia del Padre Fundador durante los últimos seis años. Tomando las palabras del profeta Ezequiel, “Yo mismo buscaré a mis ovejas siguiendo su rastro”, el Regional recordó al P. Carlo seis cualidades y labores que debe ejercer como Provincial. Estar donde están las ovejas El Regional señaló que lo más importante es estar cerca de los salesianos, laicos y jóvenes; caminar con ellos, visitarles y estar con ellos en las fiestas y en los días malos. “Estar presente”, dijo, “quiere decir escuchar, acompañar y amar (…) a las ovejas como Don Bosco amó a los jóvenes”. Animar y gobernar El P. Natale indicó que animar y gobernar es “entender cuando un salesiano está desanimado, triste y apenado” y “es querer el bien de los hermanos”, para que, cuando estén pasando por días difíciles, puedan reorientarse nuevamente. Gobernar con amor para dirigir a la congregación y animarla a leer, estudiar y meditar la Palabra para compartirla con los demás. Luego de estas dos cualidades que indicó al P. Carlo, el Regional comenzó a referirse al rol del Inspector en relación a las comunidades, para que estas manifiesten el amor de Dios, vivan la comunión, se dediquen a la evangelización y sean fecundas en hijos. Manifiesten el amor de Dios El Regional puso de manifiesto una fuerte crítica que a la vez se transforma en un enorme desafío para que el acompañamiento de las comunidades tienda a que en ellas se manifieste verdaderamente el amor de Dios. “Nosotros salesianos somos reconocidos porque trabajamos mucho. Nos quieren mucho por esto. Pero no nos reconocen como ‘hombres de Dios’. Esa es nuestra fragilidad. Los laicos y los jóvenes, muchas veces, no entienden ‘para quién’ hacemos las cosas”. P. Natale puso de manifiesto que, más allá de trabajar

El jueves 14 se realizó la misa funeral en el templo de la Gratitud Nacional en Santiago, la que fue presidida por el Cardenal Ricardo Ezzati y concelebrada por el P. Carlo Lira, Provincial de los Salesianos, acompañados de sacerdotes salesianos, quienes le dieron el adiós al hermano coadjutor Javier Cruz. Durante la homilía, el P. Carlo Lira, recordó cuando conoció al maestro Cruz, en el año 1992 en el Colegio salesiano Patrocinio San José. “Era el encargado del Club Domingo Sabio, y les puedo asegurar que su bondad, amabilidad, buen trato, manera de ser y humildad, llamaban la atención, no solo de los chicos, sino de los adultos también. Don Javier supo hacer en su vida una síntesis en ese amor al Señor, que se transformó en amor por los demás”. Sus restos fueron trasladados vía aérea a Puerto Natales donde fue velado en el Liceo Salesiano Monseñor Fagnano. Durante la tarde del viernes 15 de febrero se realizó la eucaristía con el responso final, presidida por el Obispo Bernardo Bastres, en compañía del P. Director del LSMF, Sergio Astorga, P. Carmelo Moler, P. Carlos Ampuero, P. Sergio Body, y Juan Solís, además del hermano Romedil Ilufí y otros diáconos de la ciudad. Entre los asistentes se encontraban alumnos, ex alumnos, funcionarios del Liceo Mons. Fagnano, apoderados y decenas de personas de Puerto Natales que conocieron y compartieron con el hermano Javier Cruz. Durante la celebración se hizo entrega de ofrendas representativas al maestro Cruz, como lo fue la medalla municipal, una maleta, una biblia, un ajedrez, una pelota de basquetbol. Un ex alumno de Javier Cruz dirigió unas palabras a la asamblea presente en signo de agradecimiento al maestro, para luego ser llevado al cementerio Padre Pedro Maria Rossa. FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile 

Hoy 14 de febrero falleció el hermano coadjutor Javier Cruz Montalba, salesiano de 83 años de edad y 65 de profesión religiosa. El maestro Javier nació el 10 de octubre de 1934 en Arauco, emitió sus primeros votos el 31 de enero de 1953. En 2009, el Consejo Municipal de Puerto Natales le entregó la Medalla Municipal de hijo ilustre en reconocimiento a su dedicación, esfuerzo y formación de los niños y jóvenes de la ciudad. En 2011, la Comunidad de Puerto Natales le realizó un homenaje, por haber sido uno de los tres salesianos que ha entregado más de 30 años de su vida al servicio de los jóvenes. Mañana jueves 15 de febrero será la Misa funeral a las 11:00 hrs. en el Templo de la Gratitud Nacional en Santiago centro. FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile.  

Estar cerca de las ovejas, es decir, escuchar, acompañar y amar a sus hermanos y a los jóvenes. Fue la invitación para el recién asumido Provincial de los Salesianos en Chile en la toma de posesión de este sábado 27 de enero en la Gratitud Nacional. Tras su nombramiento en junio del año pasado, el P. Carlo Lira Airola (49) ha hecho toma de posesión de su servicio como Superior Provincial de la Congregación Salesiana en Chile, en una ceremonia presidida por el P. Natale Vitali, Consejero Regional para América Cono Sur. Acompañaron al P. Carlo el Obispo emérito de Punta Arenas, Mons. Tomás González y Salesianos de diversas comunidades del país, quienes ingresaron en procesión hasta el altar con reliquias de Don Bosco, nuestro Fundador. Entre los concelebrantes, el P. Alberto Lorenzelli Rossi, Provincial saliente tras seis años de animación y gobierno, quien, al felicitar al P. Carlo con el abrazo luego de la profesión, recibió un cariñoso aplauso de la asamblea. Estuvieron presentes los integrantes de la Familia Salesiana, los rectores de los colegios salesianos, colaboradores de la misión, miembros de la comunidad del santuario y amigos de Don Bosco. En su homilía, el P. Natale agradeció al nuevo Provincial su disponibilidad y le recordó el sentido del servicio que inicia. “En nombre del Rector Mayor: gracias querido P. Carlo por haber aceptado este desafío en servir a tus hermanos. Ser Inspector ‘es un buen trabajo’. Es tu oportunidad de ser otro Don Bosco en la Inspectoría de Chile”. El Regional puso de manifiesto una fuerte crítica que a la vez se transforma en un enorme desafío para que el acompañamiento de las comunidades tienda a que en ellas se manifieste verdaderamente el amor de Dios. “Nosotros salesianos somos reconocidos porque trabajamos mucho, en todo el mundo. Nos quieren mucho por esto. Pero no nos reconocen como ‘hombres de Dios’. Esa es nuestra fragilidad. Los laicos y los jóvenes, muchas veces, no entienden ‘para quién’ hacemos las cosas”. La clave y el modelo a seguir para que laicos y jóvenes entiendan por quién hacen las cosas, es el propio Jesucristo, dijo el P. Natale. “La gente, en el tiempo de Jesús, lo que más admiraba en Él no era la doctrina que predicaba o las normas de vida que daba, sino su forma de tratar a las personas (…) Si de verdad somos hombres de Dios y Él está en nuestro corazón, nuestras relaciones deben estar llenas de misericordia. Es nuestra carta de identidad”. Querido P. Carlo: sé que todo esto no es fácil y lo sé por experiencia personal. Deja que Dios guie tu vida y tu misión. Es un buen trabajo, no fácil, pero tenemos una Madre que llenó de vida el Oratorio de Don Bosco, que ayudó en la difusión de nuestra Congregación en todo el mundo”. Fueron los deseos finales del P. Natale para este nuevo desafío que enfrentará el P. Carlo, acompañado de María Auxiliadora y Don Bosco. Renovación Tras la profesión de

En el templo de la Gratitud Nacional se llevará a cabo, este sábado 27 de enero a las 18.30 hrs., la ceremonia de toma de posesión del nuevo Provincial de los Salesianos en Chile, el P. Carlo Lira Airola. El P. Carlo sucede al P. Alberto Lorenzelli, salesiano italiano que llegó a nuestro país en 2012 enviado por el Rector Mayor a desempeñar el servicio de la animación y el gobierno de la Congregación en Chile. Se espera la participación este sábado de los integrantes de la Familia Salesiana y amigos de Don Bosco para acompañar al P. Carlo y pedir a Dios por el servicio que inicia. En una entrevista al Boletín Salesiano a pocos días de su nombramiento, el P. Carlo señalaba que la responsabilidad como provincial confirmaba su vocación al servicio de la congregación. “El inspector es aquel que está llamado a animar y convocar en torno a las decisiones globales, que no son fijadas solamente por él, sino discernidas en comunidad. Eso es lo que hace la Iglesia: discernir, orar, ponerse en perspectiva de aquello que quiere el Señor y, desde ahí, impulsamos”. Reseña biográfica P. Carlo Lira Nació el 15 de enero de 1969 en Viña del Mar y estudió en el Colegio Salesiano de Valparaíso. Ingresó al Prenoviciado el 4 de enero de 1990 y profesó como salesiano de Don Bosco, en Macul, el 30 de enero de.1992. Realiza su Profesión perpetua el 8 de noviembre de 1997. Fue ordenado sacerdote el 4 de noviembre de 2000. El P. Carlo estudió tres años de Ingeniería Bioquímica en la Universidad Católica de Valparaíso y Pedagogía en la Pontificia Universidad Católica de Chile. En su servicio pastoral se ha desempeñado en el colegio El Patrocinio de San José (2001), como Coordinador Pastoral en Salesianos Alameda (2002 – 2005), Director de la Obra de Valdivia (2006 – 2008), Director del Posnoviciado de Lo Cañas (2009 – 2012), Delegado Inspectorial de Pastoral Juvenil (2013 -2014) y Director de la Obra Salesiana de Concepción. Revisa más de la vida del P. Carlo en esta entrevista: http://boletinsalesiano.cl/nuevo-inspector-la-inspectoria-viene-haciendo-un-camino-que-vamos-a-continuar/ FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile   

En una carta enviada el sábado 2 de diciembre, vísperas del inicio del tiempo de Adviento en preparación a la Navidad, el P. Alberto Lorenzelli, Provincial de los Salesianos en Chile, ha comunicado varias noticias relacionadas a obediencias, servicios inspectoriales y opciones para la misión salesiana en Chile. A causa del nombramiento del P. Galvarino Jofré como rector de la Universidad Católica Silva Henríquez, el Rector Mayor ha nombrado al P. Nelson Moreno director de la comunidad Salesianos Alameda. De esta manera, el P. Moreno, junto a los demás salesianos de la comunidad, animará el trabajo educativo y evangelizador en las tres comunidades que integra Alameda: colegio El Patrocinio de San José, colegio Oratorio Don Bosco y Salesianos Alameda. Además, el P. Nelson asumirá como nuevo responsable del equipo de Educación y el P. David Albornoz -actual Vicario Inspectorial- como Vice Gran Canciller de la UCSH. En Casa Inspectorial asumirá como director el P. José Toledo, quien recientemente ha sido nombrado Ecónomo Inspectorial por el Rector Mayor. En relación a las comunidades y obras de misión, el Provincial ha informado que se ha presentado al Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, la propuesta de suprimir la Parroquia María Auxiliadora (Gratitud Nacional) y conservar el Santuario con sus actividades pastorales propias. “El sentido de esta petición es favorecer un proyecto de pastoral juvenil universitaria que pueda funcionar en esa estructura, en colaboración con la Arquidiócesis y otras comunidades religiosas al servicio de los más de 30 mil jóvenes universitarios del barrio República. Esto requerirá la elaboración de un proyecto y la firma de un convenio”, comenta el P. Alberto. Asimismo, el P. Alberto indica que se ha iniciado un discernimiento con el Consejo Inspectorial y los directores de la Comunidad Sagrada Familia y Felipe Rinaldi de Macul para presentar al Rector Mayor la petición de unificar las dos comunidades. “Estamos a la espera de la decisión del Rector Mayor”. En el ámbito de los colaboradores de los servicios inspectoriales, el P. Alberto ha comunicado que dos personas han cesado en sus funciones: Oscar Barahona, luego de 12 años como jefe de administración y finanzas del Economato y la sra. Gabriela Serrano, como administradora por 30 años de la casa de Espiritualidad de Lo Cañas. Los reemplazan ya Osvaldo Soto y Juan López, en los respectivos cargos, éste último del equipo de contabilidad. Y en lugar de Juan López, ha ingresado al Economato Inspectorial Juan Godoy. Finalmente, en el ámbito vocacional, algunas noticias comunicadas por el Provincial: Han sido admitidos cuatro nuevos aspirantes, todos provenientes de nuestra presencia de Talca: – José Manuel Espinoza Orellana – José Ignacio Padrón Poblete – Dennis Benjamín Queirolo Cendra – Ricardo Antonio Muñoz Valenzuela Admitido al Prenoviciado: Ignacio Esteban Eyquem Torres, de la presencia salesiana de Macul. Iniciarán el Noviciado en Alta Gracia, el 2 de febrero de 2018 : – Camilo Andrés Peña Vergara de Valparaíso, – Martín Elías Paredes Reyes de Concepción. Fuente: Comunicaciones Salesianos Chile

En el Templo de la Gratitud Nacional cientos de personas se reunieron en la tarde del domingo 3 de diciembre para despedir al P. Mario Borello Gillardi, Salesiano de Don Bosco fallecido ayer sábado a los 94 años de edad producto de un avanzado cáncer de colon. La celebración fue presidida por el Cardenal Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago y se vivió en un clima de mucho afecto y agradecimiento a Dios por la vida de servicio y de entrega abnegada del P. Mario en la Iglesia y en la Congregación Salesiana. Concelebraron salesianos de otras comunidades, encabezados por el Inspector, P. Alberto Lorenzelli. Estuvo presente también el P. Gerardo Díaz, Director de la Comisión Nacional de Catequesis de la Conferencia Episcopal de Chile, junto a varios sacerdotes de la Iglesia Diocesana. Durante su homilía, el Provincial de los Salesianos en Chile, P. Alberto Lorenzelli, hizo memoria de la vida y el valor del testimonio del P. Mario, quien será reconocido como un sacerdote que entregó su vida en favor de la educación y la evangelización con un carácter y testimonio de vida único. El provincial además señaló que, “el Señor hizo descubrir al P. Mario que su sacerdocio no era sólo para Chile, sino que pertenecía a toda Latinoamérica”. El P. Lorenzelli indicó que el P. Mario “supo hacer fácil lo que se veía difícil y lejano cuando se trataba de explicar el misterio divino y de la fe del creyente”. Añadió además que “se adecuó a los tiempos, con una mentalidad amplia y robusta, para vivir en la Iglesia, Congregación y Mundo que le tocaba vivir, sin añoranzas de cosas pasadas, sino con la mirada puesta en el bello horizonte de la vida puesta con toda confianza en Dios”. “Fue siempre hombre de ánimo amable, trato acogedor, pronto a escuchar, prudente en aconsejar y acompañar. Su vida ha sido un luminoso testimonio de fe, de vida religiosa y sacerdotal creíble y auténtica”, enfatizó el P. Alberto. Hacia el final de su mensaje, el P. Alberto reveló parte de las últimas palabras del P. Mario en su agonía, “Descubrí que en este mundo hay mucho más amor de lo que nosotros vemos”. Durante la ceremonia se llevaron seis signos al altar significativos de la vida del P. Mario: una foto de sus padres, la estola en representación de los seminaristas que formó, un pañolín scout, sus textos, la medalla del Apóstol Santiago que recibió como condecoración por parte de la Arquidiócesis de Santiago y su liturgia de las horas, libro para el rezo diario. Más de la vida del P. Mario Desde 1953 hasta 1955 estuvo en La Cisterna como asistente y profesor de Teología. Durante 1956 y 1966 estará en Macul, Quilpué, Concepción y Lo Cañas como catequista y profesor de los aspirantes y estudiantes de filosofía y teología. Desde 1967 hasta 1972, estará en San José de Punta Arenas como párroco de la catedral y vicario de la diócesis.En 1975 vuelve a Macul, como vicario de los estudiantes de teología y

En el Santuario de la Gratitud Nacional se celebró este sábado 02 de diciembre la misa de sufragio por el P. Mario Borello Gillardi, fallecido este mismo día a los 94 años de edad, 76 de salesiano y 65 de sacerdocio. Presidió la Eucaristía el P. David Albornoz. Concelebraron el provincial de los Salesianos, P. Alberto Lorenzelli, y varios sacerdotes. Estuvo presente el P. Gerardo Diaz, Director de la Comisión Nacional de Catequesis de la Conferencia Episcopal de Chile, quien mediante una carta dedicada al P. Mario detalló parte de su testimonio. “El P. Mario a través de su trabajo y servicio nos regaló su bondad, sencillez, sabiduría e inteligencia para iniciar a la vida cristiana a miles de hermanos y hermanas. Lo que nos enseñó ahora lo estará viviendo, que Dios nos ama y es misericordioso con todos y que su voluntad es que todos se salven”. El P. Mario también fue acompañado por Hijas de María Auxiliadora, amigos, alumnos y personas muy cercanas a él, como Rosa Duarte, secretaria suya durante 13 años en el “Catecheticum” quien señaló. “Él tuvo un gesto de mucha humildad durante la entrevista en la que me seleccionó para trabajar junto a él. Salió de su escritorio, tomó una silla y se sentó al lado mío. Esto lo muestra como él era en realidad, nos hacia sentir a todos iguales”. “El P. Mario siempre fue siempre una persona digna de toda confianza y alguien muy bueno. Creo que de todas las personas que conozco es el que más me ha revelado la serenidad de Dios, la bondad de Dios, la paciencia de Dios. Él era muy enérgico, muy buen hermano, muy buen amigo con el que trabajamos juntos siempre en el ámbito de la catequesis”, señaló Sor María Angélica Fernández, Hija de María Auxiliadora. “El P. Mario me instó a evocar ese servicio de guía, de pastor que ilumina y que inspira nuestro caminar. Nos podríamos preguntar qué senderos recorrió en su vida, cuáles fueron sus opciones, en que caminos perseveró, a fin de cuentas yo diría que el P. Mario ha recorrido el sendero de la humanidad”, fueron las palabras del P. David Albornoz durante la homilía. El funeral se celebrará en el templo de la Gratitud Nacional mañana 03 de Diciembre a las 14:30 horas. Fuente: Comunicaciones Salesianos

Tras varios días de agonía producto de un complejo cuadro de salud, ha fallecido, a las 2.15 AM de este sábado 2 diciembre, el P. Mario Borello Gillardi, salesiano sacerdote de 94 años de edad, misionero italiano de gran contribución en la catequesis a nivel de la Iglesia Continental, Nacional y en la Congregación. Este mismo sábado, a partir de las 9.00 hrs, está siendo trasladado al templo de la Gratitud Nacional para ser velado en la capilla lateral, lugar donde se celebrará una misa de sufragio hoy a las 20.00 hrs. En la misma Gratitud Nacional serán celebrados sus funerales mañana domingo 3 de diciembre a las 14.30 hrs. Reseña biográfica Nació en Turín, Italia, el 10 de enero de 1923, a pasos de Valdocco, lugar donde San Juan Bosco fundó el primer oratorio. Sus padres asistían a Misa a la Basílica de María Auxiliadora, de modo que le hicieron conocer a Don Bosco, a María Auxiliadora y a los Salesianos desde muy niño. Sintió el deseo de ser sacerdote desde pequeño. Su padre fue un misionero laico, salesiano cooperador, que destinó varios años de su vida, algunos con toda la familia, para el trabajo en la educación y evangelización en Medellín, Colombia. Su hermana, Auxilia Borello, también religiosa, perteneció a la Congregación de las Hermanas de la Caridad de la Inmaculada Concepción. Ingresó al Aspirantado salesiano de Bagnolo, en el Piamonte. Cuando novicio se entusiasmó con la idea de la misión, inspirado por el ejemplo de su papá. Realizó su primera profesión religiosa el 16 de agosto de 1941 y fue ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1952. Llegó a Chile en 1947 como misionero, procedente de Italia, a los 24 años de edad, encontrándose en el tercer año de práctica pastoral (Tirocinio). Desde entonces desempeñó su intenso y prolífero trabajo en el ámbito catequético. Su servicio en la Inspectoría Salesiana de Chile lo dedicó mayoritariamente en las casas de formación, salvo por su paso en las obras de Concepción y Punta Arenas. En una entrevista de 2011, con ocasión del lanzamiento de su libro “Presentación Pastoral del Credo Bautismal”, recordaba haber llegado a nuestro país con una disposición muy abierta para integrarse a la cultura, al trabajo. “Fácilmente fui asimilando las costumbres, las fiestas, el 18 de septiembre… tengo un recuerdo muy vivo de la primera vez que celebramos el 21 de mayo: esto me llamó mucho la atención porque en Italia no existen fiestas nacionales celebradas en esta forma… me entusiasmé con los chilenos, tanto es que adquirí la nacionalidad”. Fue profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile y también del seminario Pontificio, en este último lugar durante 25 años. Medalla Apóstol Santiago En julio de 2016 fue condecorado con la medalla del Apóstol Santiago, reconocimiento entregado por la Arquidiócesis por su contribución y abnegada labor en la Iglesia. Especialización y experiencia Es Licenciado en Sagrada Teología con especialización en Teología Pastoral y Catequética. Participó en el Sínodo de Obispos de Catequesis de 1977,

Desde hace un tiempo se han venido dando una serie de transformaciones culturales, sociales, valóricas y económicas en nuestro país y en toda América Latina. La V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, celebrada hace un década en Brasil, ayudó a recapitular el camino de fidelidad, renovación y evangelización de la Iglesia latinoamericana al servicio de los pueblos. Como otras congregaciones, los Salesianos de Don Bosco se vieron en la necesidad de hacer frente a estas complejas situaciones que desafiaban a repensar la misión para entregar mejores respuestas a las necesidades del momento, procurando mayor fidelidad y coherencia al estilo y espiritualidad del carisma de nuestro padre Don Bosco. En este contexto, a finales de 2011, el P. Pascual Chávez, Rector Mayor de la Congregación -máxima autoridad a nivel mundial- nombró al P. Alberto Ricardo Lorenzelli Rossi para el servicio de inspector. El P. Alberto es un salesiano italo-argentino que nació y estudió unos años en el país vecino y que, junto a su familia, se trasladó a Italia a vivir y continuar sus estudios en el noviciado salesiano. Al momento de su nombramiento se encontraba en un segundo período como Inspector en Italia, liderando la unificación de cuatro inspectorías que por entonces sumaban 59 comunidades y 650 salesianos, proceso que dio lugar la conformación de la circunscripción Italia Central. Asumida su nueva obediencia y en un cambio de tipo copernicano -como él mismo señalaba para indicar lo extremo de la experiencia-, llega a nuestro país el 26 de febrero de 2012, acompañado por algunos salesianos del consejo de su anterior inspectoría y también por su hermano Vicenzo y la esposa de su hermano. Los 40 años transcurridos sin practicar español lo enfrentaron a una inmediata exigencia idiomática. Asumió oficialmente su servicio de inspector en Chile el 3 de marzo del mismo año, en el templo de la Gratitud Nacional, que reabría sus puertas a la comunidad tras las obras de restauración a los serios daños provocados por el terremoto de febrero de 2010. Proyección y decisiones Los diagnósticos hechos en los capítulos inspectoriales y en las asambleas de resignificación de los años precedentes ofrecían luces claras respecto de los nuevos caminos a seguir. Por ese motivo, en junio de 2012, el P. Lorenzelli señalaba que con todo lo realizado se tenía una verdadera radiografía de la Congregación en el país y se continuaba ahora una etapa de proyección, animación y algunas tomas de decisiones importantes en todo este camino. Se actualizó el Proyecto Orgánico Inspectorial, carta de navegación que define las principales opciones para la misión en el país. En sintonía con las opciones de la Congregación a nivel mundial, se establecieron cinco prioridades: Volver a Don Bosco para recuperar un estilo de vida religiosa que cuide la centralidad de Dios; Cuidar una formación permanente e integral que comprometa a salesianos y laicos; Realizar con los jóvenes una pastoral juvenil evangelizadora y vocacional; Consolidar un estilo de animación y gobierno participativo e incluyente; y Reestructurar y redimensionar obras salesianas. Gratuidad Correspondía