Ya lo había anunciado el Padre Inspector Natale Vitali el domingo 24 de septiembre en el Aeropuerto Internacional de Santiago. Uno de los aspectos principales de la visita del Rector Mayor es el mensaje que viene a entregar a la Familia Salesiana Chilena. Y lo cierto es que hasta el medio de la segunda jornada de visita, el lunes 25 de septiembre, la palabra entregada por el Padre Pascual ha sido abundante y alentadora. A primera hora de la mañana fue entrevistado vía telefónica por Radio W, donde se le consultó sobre temas que han copado la atención de la opinión pública nacional en las últimas semanas: La entrega de la píldora del día después, la educación y la unión de los matrimonios del mismo sexo. Ante estos temas, el Rector Mayor señaló que sigue creyendo “en el valor de familia, que tiene su arte en la propia naturaleza humana”. Agregó que “…el problema es de comportamiento y, por lo tanto, de valores y opciones que va asumiendo la persona”. Añadió, además, que lo que se hace es atacar los efectos, cuando la raíz es la falta de valores que está caracterizando a la sociedad actual. Concluida la entrevista con la radio, el Rector Mayor tomó rumbo a la localidad de Catemu, para sostener el encuentro con los religiosos salesianos de Chile. Una caravana de 12 autos precedida por un vehículo policial escoltó, desde Lampa, el vehículo que transportó al sucesor de Don Bosco hasta la localidad rural, donde se encuentra la Escuela Agrícola Salesiana Fundación Huidobro, cuya data supera los 50 años. Antes de dirigirse a la obra, el pueblo de Catemu recibió al Padre Pascual en dependencias de la Municipalidad, distinguiéndolo como visita ilustrísima. El Alcalde Boris Luksic le entregó un galvano y le manifestó su agradecimiento por cuánto la Congregación Salesiana ha dado a la comuna, cuya característica principal es ser rural, donde el 50% de la población reside en la zona urbana y el resto vive de la agricultura. “La presencia salesiana de más de 50 años en Catemu, ha marcado la formación de hombres con valores y en la fe cristiana”, indicó el Edil. El alcalde manifestó también que la visita del Padre Pascual “nos llenará el alma y nos dará nuevas fuerzas para trabajar por la comunidad”. A su vez, el Padre Pascual señaló que “Catemu no sería lo mismo sin los Salesianos” y que “acepta los gestos de gratitud como un reconocimiento a sus hermanos salesianos”. Finalizó su saludo obsequiando al Alcalde Luksic la medalla de Don Bosco. Terminado este acto, el Padre Pascual fue invitado a vestir un poncho y un sombrero de huaso, y a montar una carroza tradicional de la época de la Colonia que lo condujo hasta la Escuela Agrícola. La banda de la obra le dio la bienvenida, y después le fueron ofrecidos unos pies del baile nacional. Finalizado este acto, fue invitado a entregar un breve mensaje, oportunidad donde resaltó el hecho de que esta escuela es

Con un acto preparado por el Centro de Alumnos, el Instituto Salesiano de Valdivia (ISV) celebró el miércoles 8 de marzo el inicio oficial del año escolar 2006, ocasión donde se celebró además el Día Internacional de la Mujer. La presentación artística estuvo a cargo del dúo integrado por los alumnos Álvaro Obando y Edmundo Urra; el Coro del 1er Ciclo y la Orquesta de Cámara. El Padre Director de la obra valdiviana, Carlo Lira Airola sdb, dio la bienvenida a los nuevos alumnos que ingresan desde 1ro a 4to medio, e insistió en que el desarrollo integral de los jóvenes se logra con la participación en todos los ámbitos de la educación que entrega el Instituto, no sólo preocupándose de los estudios, sino que además participando del deporte, de las actividades artístico culturales, de la pastoral, para así llegar a ser “Buenos Cristianos y Honestos Ciudadanos”. En alusión al Día Internacional de la Mujer, el Padre Director manifestó un sentimiento de gratitud hacia las mujeres que colaboran en la formación de los jóvenes del Colegio. Se refirió también al complemento que debe existir entre hombres y mujeres, para llevar adelante la misión en medio de los hombres.

Santiago, 28 noviembre 2005. Siete Salesianos Cooperadores celebraron 25 años en la Asociación y 15 nuevos hicieron su promesa en la tradicional celebración alrededor de la fecha en la que se recuerda la muerte de Mamá Margarita, la madre de Don Bosco. La celebración se realizó este viernes a las 19:30 hrs. en el Liceo María Auxiliadora de avenida Matta. La Eucaristía fue presidida por el provincial salesiano, padre Bernardo Bastres y concelebrada por el viceprovincial, padre Hugo Strahsburger y los sacerdotes Luis Peragallo, Luis Burgos y José Lino Yáñez. Este año celebraron 25 años de promesa los Salesianos Cooperadores María Inés Domínguez, María Inés Fredes, Enriqueta Quintanilla, Mario Arenas, María Angélica Quiroz y Ana Riquelme. En la ceremonia, hicieron la promesa como nuevos Salesianos Cooperadores 15 personas de los centros Patrocinio de San José, Emilio Pastori, José Miguel Infante, Héctor Medina y Laura Vicuña. El coordinador nacional Luis Delgado expresó su alegría y gratitud por la fidelidad y el ejemplo de aquellas personas que habían llegado a cumplir 25 años como Cooperadores. A cada uno se les entregó un diploma y una insignia. María Inés Domínguez –cumplió bodas de plata como cooperadora y se desempeña como secretaria en la Casa Provincial de los Salesianos– manifestó su gratitud a Dios por “estos 25 años de Cooperadora y doy gracias también a las Hijas de María Auxiliadora que me apoyaron y guiaron”.

Santiago, 16 agosto 2005. El presidente de la Conferencia Episcopal y obispo de Rancagua, Mons. Alejandro Goic Karmelic ordenó diáconos a cinco religiosos salesianos en una ceremonia que se realizó este sábado en el Templo María Auxiliadora del Seminario Salesiano, en La Florida (Santiago). Denis Antúnez y Néstor Ledesma pertenecen a la Inspectoría (Provincia) Salesiana de Nuestra Señora de la Asunción de Paraguay, estudian Teología en la Pontificia Universidad Católica de Chile y trabajan pastoralmente en la Parroquia Sagrada Familia y en el Equipo de Pastoral Vocacional de la Porvincia, respectivamente. Los chilenos Juan Pablo Ortega, Juan Manuel León y Miguel Ramírez, estudian también la Teología en la Pontificia Universidad Católica de Chile y se desempeñan pastoralmente en la Parroquia Sagrada Familia, Jesús El Señor y María Auxiliadora de Alameda, respectivamente. Además, Miguel es Asesor Nacional de los “Acólitos Salesianos”, y Juan Manuel colabora en el Programa Don Bosco. Durante su homilía, Mons. Goic recordó que el diácono es “un servidor de la Palabra de Dios, de la Eucaristía y de los hermanos… especialmente los jóvenes y los más pobres”. A nombre de los ordenados, agradeció el diácono Miguel Ramírez, quien recordó los diferentes vínculos con las personas presentes –familiares, amigos, hermanos de Congregación– en la ceremonia y agradeció la compañía “en los momentos difíciles y tantos momentos de alegría”. Tuvo especiales palabras de gratitud para los padres de los ordenados y finalmente, recordó que el ministerio recibido está dedicado especialmente a los jóvenes. Baje o VEA aquí el VIDEO de esta noticia Baje o ESCUCHE aquí la HOMILÍA de Mons. Goic Baje o ESCUCHE aquí las Palabra de AGRADECIMIENTO del Diác. Miguel Ramírez

Santiago, 8 junio 2005. Sobrino del Padre Obispo de Punta Arenas, a través de una declaración, rechaza las afirmaciones que hizo el diario La Tercera en su edición del 26 de mayo, acerca de la salud de Mons. Tomás González y las supuesta presiones para que presentara a la Santa Sede la renuncia a su cargo. Texto Completo de la Declaración: DECLARACIÓN En la edición del 26 de Mayo en un periódico de circulación nacional, se publica una crónica sobre el Padre Obispo Tomás González Morales, Obispo de Punta Arenas, que como familia consideramos inaceptable ya que contiene afirmaciones y apreciaciones erróneas sobre la situación de salud de Tomás. En el citado artículo, se ponen en boca de Monseñor González, frases fuera de contexto de una entrevista, que pretenden dar la impresión que el Obispo poco menos está inhabilitado y sin pleno uso de sus facultades. Si bien es cierto que el Padre Obispo ha tenido en el último tiempo problemas de salud, no extraños en un hombre de 70 años, situación que él mismo reconoce, la única secuela es un problema a la vista, que lejos está de invalidarlo física o mentalmente como sugiere el texto publicado. Tomás ha expresado claramente que reconociendo sus limitaciones, su renuncia está fundada en la necesidad de dejar paso en el servicio pastoral a personas más jóvenes, sobre todo en una diócesis inserta en una zona tan dura como Magallanes por su clima y aislamiento. El Padre Obispo, ha tenido una larga y fructífera labor pastoral, que le merecieron el respeto y la admiración de la población de Magallanes y de todo el país, por su defensa de los Derechos Humanos durante la Dictadura Militar, por su misión en pro de la paz en los días del conflicto limítrofe austral, por su trabajo solidario con los más pobres y los jóvenes, por su reconocimiento al derecho a la honra, la dignidad y la defensa de las personas, aún cuando estas sean acusadas de conductas impropias, todas acciones que en Tomás, responden a su profundo espíritu de caridad evangélica para con todos sus hermanos. Sin embargo, su grandeza de corazón, su humildad y su profunda fe lo hacen pedir perdón a la comunidad por errores que ha cometido. Esta trayectoria de un hombre bueno, no puede ser puesta en duda, enturbiándola con comentarios antojadizos sobre su estado de salud y sus condiciones para ejercer su labor pastoral. Menos aún, haciendo conjeturas sobre supuestas presiones que ha tenido desde dentro de la propia Conferencia Episcopal para que renunciara. En todo caso, si esas presiones o insinuaciones fuesen ciertas, sería bueno que quienes las expresan se identificasen por ese medio, e inclusive hemos conocido del categórico desmentido de las supuestas afirmaciones adjudicadas a su secretario canciller. Un hombre valiente, íntegro, justo y solidario como pocos, no merece terminar su gestión como Obispo siendo cuestionado y denigrado, si no más bien, amerita de recibir el reconocimiento de sus hermanos, del país y de la Iglesia. Desgraciadamente el

Santiago, 12 abril 2005. El mismo día en que se inicia en Roma el cónclave de Cardenales (lunes 18 de abril), en Chile comienza la 89ª Asamblea Plenaria del Episcopado nacional. Asistirán a ella todos los obispos de la Conferencia Episcopal, con la excepción del Cardenal Francisco Javier Errázuriz, que participa en la reunión de purpurados en la Santa Sede. El encuentro, que tendrá lugar en la Casa de retiros de Punta de Tralca (litoral central), se iniciará al mediodía del lunes 18 con una Eucaristía, en la que participarán todos los obispos. Los pastores invocarán, en esta Santa Misa, la acción del Espíritu Santo en quienes tienen la responsabilidad de elegir al Sumo Pontífice. La Educación será el tema central que reflexionarán los obispos en esta Asamblea. Varias sesiones las dedicarán a analizar este asunto, con la ayuda de expertos, autoridades y actores significativos de la Iglesia en el ámbito educativo. Como es habitual, también tratarán temas de la realidad nacional y eclesial. La próxima canonización del Padre Alberto Hurtado en el Año de la Eucaristía y los preparativos para la V Conferencia General del Episcopado latinoamericano, están contemplados en la agenda. Probablemente los obispos también dialoguen en torno a la reacción mundial suscitada tras el fallecimiento del Papa Juan Pablo II, y particularmente sobre las innumerables muestras de adhesión y gratitud que se conocieron en Chile. Las conclusiones de la 89ª Asamblea Plenaria de la CECH se darán a conocer al término de la misma, el viernes 22 de abril.

Santiago, 7 abril 2005.
Monseñor Ricardo Ezzati, obispo auxiliar de Santiago presidió un emotiva Eucaristía por el Santo Padre en el Colegio Salesianos Alameda.

Mons. Ezzati fue acompañado en la Misa por el director, padre Daniel Lescot, y los sacerdotes Carlo Lira, Juan Carlos Muñoz, Galvarino Jofré, Eliseo Job, y el padre José López.

Toda la comunidad de Salesianos Alameda se congregó la mañana del miércoles 06 a las 8:15 Hrs. para vivir una emotiva ceremonia en recuerdo del Santo Padre.

Salesianos, profesores, alumnos, apoderados y auxiliares, expresaron su cariño y gratitud por la vida de Juan Pablo II. Durante la celebración se proyectaron imágenes de diversos momentos de su vida y parte del video del discurso en el estadio nacional, durante la visita que realizó a Chile en 1987.

La gran participación de los asistentes creó un ambiente de profunda emoción y sintonía con la Iglesia universal que vive en la esperanza de la Pascua.

Santiago, 27 agosto 2004.
A las celebraciones por sus 50 años de sacerdocio y al reconocimiento que le hizo la Conferencia Episcopal por su contribución a la catequesis, se suma ahora el homenaje que rindió al P. Mario Borello el Seminario Pontificio Mayor de Santiago, donde da clases hace 25 años, siendo el profesor más antiguo de esa institución formadora del clero de Santiago y de otras diócesis del país.

El lunes 23 de agosto, a las 19:00 hrs. en el Seminario Pontificio Mayor “de los Santos Ángeles custodios”, ubicado en La Florida, Santiago, se celebró una Eucaristía presidida por el padre Mario Borello, con la que los formadores y seminaristas quisieron reconocer y agradecer su servicio académico y su testimonio sacerdotal.