Niños y jóvenes de Talca compartieron la alegría salesiana en Colonias Villa Feliz

Como Casa que acoge, en Sede Norte del Centro Educativo Salesianos Talca, 137 niños y niñas del sector vivieron la experiencia Colonias Villa Feliz 2017, disfrutando una semana de vacaciones con actividades lúdicas, formativas y evangelizadoras, desde el 9 al 14 de enero.

Entre las temáticas tratadas destacaron: valores de la vida cristiana; Policía de Investigaciones de Chile (PDI) dio una charla sobre los caninos antidrogas, mostrando in situ la experiencia con ellos; Bomberos de la Primera Compañía de la ciudad visitó a los niños para realizar juegos de agua.

También se efectuaron dos paseos a la piscina de Callejones y se realizó una comparsa alegre donde los niños de disfrazaron.

El P. Pedro Pablo Cuello, director de la presencia salesiana talquina, y quién presidió las misas diarias, enfatizó su mensaje en la importancia de servir a los demás, en la solidaridad y generosidad, además de acoger a los demás, como se vive en una familia:

“El servicio a los demás siempre nos abre puertas a la vocación, nos impulsa a definir cuál es el llamado que nos está haciendo Dios ‘hoy’, más aún en la infancia, donde vamos educando los aspectos importantes de la vida, y con más fuerza la fe y el amor a Dios”.

P. Marco Vásquez, coordinador pastoral del CEST catalogó esta experiencia como histórica, ya que hace varios años que no se realizaban en las dependencias colegio, agradeciendo el entusiasmo de niños y monitores con sus familias.

“La fraternidad se vio fortalecida en la conciencia de los chicos, ya que al ser sistema internado se aprovechó de hacer experiencias fuertes de oración y de fraternidad.  Además un gran porcentaje de los niños que  participaron eran de Sede Norte, lo que ayudó a la integración de los niños que venían de afuera a que se sintieran acogidos, y a eso se suma la visita de los papás de los monitores, lo que nos va ambientando a vivir el mensaje del Rector Mayor para este año: ¡Somos Familia!, cada hogar, escuela de Vida y Amor”, manifestó el sacerdote.

Gracias a la colaboración alimenticia de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB), regalos de apoderados y aportes económicos de profesores y centro general de padres, se pudo realizar esta experiencia que tuvo muchos frutos, especialmente la donación a los demás y la alegría diaria de los niños.

Los niños participantes fueron 137 de kínder a sexto básico; los jóvenes monitores fueron 34 de octavo a cuarto medio, siendo acompañados por P. Marco Vásquez, hermano Boris Almonacid, salesiano en formación, y los profesores David Escalona y Gonzalo Peralta.

Las Colonias Villa Feliz de este año en Talca, buscaron dar un servicio de calidad a los niños y niñas del sector Norte de la ciudad. Todo animado y compartido con los jóvenes, dando fuerza a la experiencia que tuvo Don Bosco, quien siempre se esmeró por dar lo mejor a sus muchachos.

Fuente: Comunicaciones Salesianos Talca – Comunicaciones Salesianos Chile

Deja un comentario

*