Misioneras de alegría y esperanza

Cientos de personas asistieron a la gala artística organizada por el Instituto de Hijas de María Auxiliadora por motivo de los 130 años de presencia en Chile, realizada en el Colegio politécnico San Miguel Arcángel hoy, 21 de noviembre.

El evento inició con unas palabras de Sor Ximena Oyarzo, Provincial de las FMA en Chile, a Madre Yvonne, Superiora Gral. de las Hijas de María Auxiliadora y a todos los presentes agradeciendo a Dios por la historia que ha hecho con el carisma salesiano en femenino en nuestro país.

“Nuestra gratitud es para mujeres valientes, generosas, pero por, sobre todo, mujeres de Dios. Gracias por creer que somos un aporte significativo para la sociedad, la Iglesia y para niñas y jóvenes del país”, señaló.

Posteriormente, la Municipalidad de San Miguel y comunidad educativa pastoral del colegio, le hicieron entrega de un reconocimiento a Madre Yvonne por la gran labor de la congregación en favor de cientos de niñas y jóvenes de la comuna.

Luego, Madre Yvonne hizo entrega de unos reconocimientos a hermanas FMA, Sor Fanny Dobronic, Sor Graciela Pinto, Sor María Elena Zura, Sor Aurelia Rossi y Sor Ximena Oyarzo.

La gala artística comenzó con la representación de un sueño de Don Bosco, el que con el tiempo se materializó gracias a la acción de María Auxliadora, el enviar las primeras misioneras a América.

Orquesta, coro, actores e intérpretes representaron la historia de las FMA cuando 1872, Don Bosco soñó con la Patagonia hasta el presente, con los cientos de vocaciones que existen hoy en nuestro país.

La velada concluyó con unas palabras de Madre Yvonne antes de su regreso a Roma, que señaló que el momento que están viviendo las FMA hoy, es un momento de agradecimiento a Dios.

“Quiero agradecer a todas las familias por confiar en las FMA la educación de sus hijos. Agradecer por la historia es leer los signos de la presencia de Dios, es mirar juntos hacia el futuro con esperanza, porque el carisma Salesiano es una respuesta para las nuevas generaciones”.

FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile
 

Deja un comentario

*