Jóvenes chilenos renuevan su fe en encuentro de Argentina

 

La semana pasada se realizó el II Encuentro Nacional de Juventud en la ciudad de Rosario, Argentina, donde se congregaron alrededor de 20.000 jóvenes, dentro de ellos, dos chilenos del Posnoviciado Miguel Rua de Córdoba, Andrés Orrego y Boris Almonacid.

Desde el 25 hasta el 27 de mayo se trabajó el proyecto de revitalización de la pastoral de juventudes de Argentina, en torno a los verbos fascinar, escuchar, discernir y convertir.

Este ENJ 2018 tuvo como lema "Con vos renovamos la historia" y convocó a jóvenes, religiosos/as, sacerdotes y obispos de toda Argentina para reflexionar, rezar y compartir. Este es el segundo encuentro que se realiza después de 33 años, el primero fue en 1985 en Córdoba.

Andrés y Boris, junto a otros hermanos posnovicios, acompañaron a 48 jóvenes del MJS de la zona centro de Argentina (MJS Alta Gracia, MJS Pío X, MJS SAP, MJS Parroquia).

Para el posnovicio de segundo año, Andrés Orrego, el encuentro lo ayudó a ver sus relaciones como joven extranjero, “soy afortunado de poder compartir la historia de dos naciones, en compañía de los jóvenes a los cuales -el día que profesé- me entregué por amor a Dios y a Don Bosco. Me siento afortunado de poder hacer historia con otros y que esos otros también construyan la mía”.

Boris Almonacid, Posnovicio de tercer año, concluye que la experiencia del encuentro es un enriquecimiento de fe, “me quedo con la gran expresión de un Jesús vivo, de un Jesús de carne en el hermano, en el joven. Doy gracias a Dios por darme la posibilidad de ser parte de esta construcción eclesial, que manifiesta la inmensidad de Dios. Son grandes momentos de renovación eclesial y de mi consagración”.

Se dió inicio al encuentro con una eucaristía presidida por el Arzobispo de Rosario, Eduardo Eliseo Martín; el día 25 de mayo se realizó la peregrinación por la Patria y se desarrollaron diferentes actividades como: charlas temáticas, actos culturales, adoración eucarística y trabajo grupales por regiones pastorales. La misa de cierre fue presidida por el Cardenal Arzobispo de Buenos Aires, Mario Aurelio Poli.

FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile
 

Deja un comentario

*