Inicio año educativo pastoral: Reforzar nuestro compromiso con la política del Padre Nuestro

P carlo

El Provincial de los Salesianos en Chile, P. Carlo Lira, se dio un tiempo dentro del intenso trabajo del Capítulo General 28 que se realiza en Turín, para enviar un mensaje a sus hermanos salesianos y a los miembros de las comunidades educativas pastorales de nuestro país para animarlos a enfrentar los desafíos del nuevo año 2020.

Desde la tierra que fue cuna de la vida, vocación y legado de nuestro padre Don Bosco el P. Carlo, agradeció la vocación de quienes acompañan el trabajo de la misión salesiana en Chile como educadores, amigos y acompañantes.

“Les escribo con el deseo de fortalecer nuestras comunidades educativo-pastorales como presencias al servicio de los más necesitados. El Papa Francisco, al convocar este año, a un gran pacto mundial por la educación, nos recuerda un aspecto central de nuestra experiencia salesiana: “la educación es esencialmente un movimiento comunitario”.

El P. Inspector, durante las jornadas del CG28, ha pensado continuamente en la figura de Don Bosco y cómo experimentó un clima de cambios históricos, sociales y políticos profundos. Por ésto, se ha encomendado a él para que ilumine nuestra presencia evangelizadora y misionera al servicio de los jóvenes, buscando espacios de escucha y propuestas de justicia para la paz y nueva convivencia que Chile anhela.

“Todos hemos sido testigos de la fuerza educativa y evangelizadora que emanan del testimonio de comunidades profundamente entregadas a la misión, en los diversos ambientes donde desarrollamos nuestra acción pastoral. El servicio conjunto, entre salesianos, consagrados y laicos, es un signo profético para nuestra sociedad, más aún, en el contexto en que vivimos”, escribió el P. Carlo.

El Provincial concluyó su mensaje motivando a salesianos consagrados y laicos comprometidos a seguir siendo agentes activos que sirvan con la sabiduría y humildad del carisma de Don Bosco en estos momentos tan decisivos de nuestra patria.

“Estamos llamados a seguir reforzando nuestro compromiso con la “política del Padre Nuestro”, sirviendo a todos sin distinción, especialmente a los más excluidos y descartados, acogiendo a los que menos oportunidades han tenido, y dignificando la vida de tantas personas que sufren la vulneración y la desintegración de sus vidas, todo esto, con la fuerza de nuestra fe, y la belleza de nuestra espiritualidad salesiana, para formar buenos cristianos y honestos ciudadanos.

Descarga el mensaje completo AQUÍ

FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile

Deja un comentario

*