FMA – Profesión Perpetua de Sor Luisa Vargas

“Como respuesta a tu amor, me comprometo a vivir con radicalidad las bienaventuranzas del Reino”, es el lema que Sor Luisa Vargas Castillo escogió para su Si definitivo al Señor, en la Profesión Perpetua de sus votos de pobreza, obediencia y castidad, celebrados el 14 de mayo en la Parroquia San Cayetano, de San Joaquín.

El lema elegido por Sor Luisa, hace síntesis de la experiencia que se encuentra viviendo en este momento: La alegría de ser toda de Dios y de los jóvenes que Él le confía, siguiendo el camino de las bienaventuranzas.

La Eucaristía fue presidida por Mons. Pedro Ossandón, Obispo Auxiliar de Santiago y Vicario para la zona sur y concelebraron P. Alberto Lorenzelli, Provincial de los Salesianos en Chile, P. Gerard Ouisse, Párroco de la Parroquia San Cayetano, junto a otros hermanos salesianos y presbíteros que trabajan en la parroquia.

Sor Luisa, estuvo acompañada de sus padres, Sor Ximena Oyarzo, Provincial de las FMA en Chile, hermanas testigos, Sor Fanny Dobronic y Sor Aurelia Rossi, además de toda la asamblea conformada por sus hermanas religiosas, jóvenes y personas de las diversas comunidades.

Sor Ximena Oyarzo , en nombre de la Iglesia y como Delegada de Madre General, recibió los votos de Sor Luisa y la acogió para siempre en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora: “Querida Sor Luisa, en nombre de la Iglesia te recibo para siempre en nuestra familia, en la comunión gozosa y en el compartir fraterno de todo lo que somos y tenemos”.

“Que el seguimiento radical de Cristo y la entrega generosa a los jóvenes, te lleven a la plenitud de la fidelidad en el amor”, agregó Sor Ximena.

Luisa, es la hija menor del matrimonio de Luis y Carmen. Nació en Puerto Montt el 28 de marzo de 1988 y fue educada en medio de un ambiente familiar pequeño, muy alegre y sencillo.

Desde niña su relación con Dios fue mediada por dos educadoras que le enseñaron a rezar y la invitaron a contemplar a Dios como un Padre amoroso, cercano y amigable. Sin embargo, fue en 2002, al ingresar al Colegio Salesiano P. José Fernández Pérez, de Puerto Montt, que logró tener una relación familiar y cercana con Cristo.

La figura de los sacerdotes del colegio -cercanos y alegres- y el carisma de San Juan Bosco – dinámico y apasionado por la juventud- atrajeron profundamente a Luisa, quien se integró rápidamente en los diversos grupos y actividades que ofrecía el colegio.

Sor Luisa pensaba para sí misma: “Si la vida religiosa es aquello que veo en mi colegio, quiero vivir así: Ser una consagrada siempre de la mano de Dios, feliz y en medio de los jóvenes”.

A través de los Salesianos, conoció a las Hijas de María Auxiliadora y en 2006, dejando de lado sus planes de entrar a la universidad, ingresó a la Comunidad del Aspirantado-Postulantado, Laura Vicuña.

En 2008 y 2009 continuó su formación en el noviciado y realizó su Primera Profesión el 24 de enero de 2010. Desde entonces, ha sido parte de la Comunidad de la Casa Provincial de las FMA.

Entre 2011 y 2013, Sor Luisa fue parte del Instituto Politécnico San Miguel Arcángel; entre 2014 y 2015, del Colegio María Auxiliadora de Santa Cruz y actualmente se encuentra en la Escuela Laura Vicuña, de San Joaquín.

Fuente: FMA Chile – Comunicaciones Salesianos Chile

Deja un comentario

*