Federación de Exalumnos: Nuevos desafíos

Desde 2004 y durante 12 años ininterrumpidos la ederación chilena de Exalumnos Salesianos había ratificado a Jaime Fuster en el cargo de presidente, hasta que en octubre de 2016 asume una nueva directiva encabezada por Fernando Roa.

Según los protocolos mandatados por la Confederación Mundial de Exalumnos, el proceso de elecciones para las federaciones locales se realiza cada dos años por medio de un congreso en el que participan el consejo de presidentes de cada uno de los centros locales del país.

Roa, habiendo ejercido la vicepresidencia durante un año -convocado por el mismo Fuster- se encuentra ahora encabezando un nuevo proceso, que pretende ser estratégico en cuanto a abrir horizontes y establecer desafíos para la federación acordes a los tiempos actuales.

La Federación Mundial de Exalumnos de Don Bosco es una organización fundada por el beato P. Felipe Rinaldi, tercer sucesor de Don Bosco. Tiene su sede en Roma y su actual presidente es el eslovaco Michal Hort. La historia de la federación se remonta al tiempo con Don Bosco en vida, quien fue la inspiración para el surgimiento de esta asociación.

En Chile, bajo la presidencia de Fuster, la federación tuvo hitos relevantes como los Encuentros de Líderes a nivel internacional o el Congreso Latinoamericano de Antiguos Alumnos de Don Bosco (Congrelat). Ahora, la nueva directiva está desarrollando varios proyectos para acercar la federación aún más a los alumnos y hacerla de todos y todas.

En la idea de gestar una nueva visión, las primeras gestiones se han abocado al acercamiento a las directivas de los centros de alumnos y a la formulación de planes estratégicos que perduren en el tiempo, independiente de quien administre. En carpeta está la formalización de alianzas con la Universidad Católica Silva Henríquez, el Área de Comunicaciones de la Congregación, la Fundación Don Bosco y la Oficina de Planificación y Desarrollo de la Congregación.

“Estamos operativizando tanto las comunicaciones como el trabajo de animación y, en algunos casos, de reanimación de los centros. Queremos homologar el funcionamiento de los centros locales para que la federación opere con un sentido unificado y desde ahí construir con la idea de crecer de forma orgánica y no desordenada”, comenta Fernando.

La nueva directiva está buscando personas y jóvenes que se comprometan con la federación y que tengan cercanía con ella. “Queremos hacer la federación un poco más cercana a la gente con presencia en la redes sociales. Queremos hacer un programa sistemático de llamar una vez al mes a cada centro para ver lo que están haciendo y conocer las distintas actividades. Todo esto para que sientan su federación más cercana y para que no nos vean como un ente que se junta una vez cada dos años”, comenta el Secretario General, Gastón Alvear.

Fernando Roa considera que el desafío más grande de este tiempo es, por un parte, conectar con un grupo etario más joven, pero también mantener la espiritualidad que se fraguó durante el período anterior. Reconoce que los desafíos han cambiado y que tienen la responsabilidad de hacerse cargo con acciones concretas.

“Me parece que la falencia a nivel mundial es no haber retenido a los líderes, cuestión que, creo, pasa en todos lados, también en grupos sociales, políticos, etc. Nos sentimos llamados a actualizar el mensaje y también los canales”, comenta Fernando.

Otro de los lineamientos que la federación pretende impulsar es el plan estratégico de la confederación mundial, vigente hasta 2021. El equipo directivo ha recibido el desafío de aterrizarlo a nivel local. “Pensamos que podría ayudar formar equipos más ejecutivos, además de quienes ejercen tareas de corte carismático, social y pastoral (...) abrirnos a las figuras de las personalidades jurídicas, generar un financiamiento ordenado, transparente, todo en sintonía al modo en el que operan las casas salesianas”.

“Casa que acoge” es una de las dimensiones del ambiente oratoriano al que está llamado toda obra salesiana y con la que más se identifica la federación. Por eso, ya ha transcurrido cerca de una década del esfuerzo iniciado por transitar del concepto de exalumno a antiguo alumno de Don Bosco, que amplía la idea al egreso de un aula salesiana, trascendiendo a lo meramente educacional. “Hay muchos que integran sus esposas a los centros; podrás encontrar también ex profesores, ex apoderados… ‘permanecer juntos’, como decía Don Bosco, no es algo exclusivo para algunos, es una interpelación a todos quienes se identifican con el carisma y sienten un grado de pertenencia que supera la obra física”, concluye Fernando.

Si quieres conocer más de la Federación de Exalumnos Salesianos en Chile ingresa al sitio www.exaschile.org Allí podrás aportar económicamente para distintos proyectos como escuelas de líderes, oratorios, voluntariados, etc.

Si quieres tomar contacto con la directiva nacional de Exalumnos salesianos, escribe a: office@exaschile.org

Por Joaquín Castro, Periodista

Deja un comentario

*