Estudiantes Escuela Salesiana La Serena reflexionan sobre el estallido social

No son días normales y nadie está indiferente al estallido social del 18-O. Por esta razón, en cada jornada desde el lunes 28 de octubre, se busca reflexionar con los estudiantes sobre la delicada situación que vive Chile.

"Es urgente, enseñar valores como la honestidad, respeto, tolerancia, responsabilidad, permanente actitud de diálogo, pertenencia, alegría, compromiso, justicia social, solidaridad y gratuidad, todo por el bien común", señala Enriqueta Villalobos, rectora de la Escuela Industrial Salesiana San Ramón de La Serena.

En jornadas de reflexión los educadores abordaron el tema para tratarlo con los alumnos en las salas de clases, así es como se elaboró un Plan de Contención Emocional, en el cual todos expresan su sentir y reflexionan sobre el estallido social.

Pese a estas dos semanas de incertidumbre, los estudiantes entienden que “Chile despertó” en un estallido social, como una explosión de rabia y descontento ante la creciente desigualdad que sufren millones de chilenos. Muchos de ellos ven esas injusticias en sus hogares, pues el establecimiento educacional de calle Amunátegui atiende a un gran porcentaje de familias vulnerables. Como cristianos también les causa dolor las pérdidas humanas y la violencia desatada en las calles de la ciudad. Y todos están de acuerdo con las exigencias por la dignidad, equidad, justicia y paz.

Ante esta agitación social los educadores salesianos desarrollan un Plan de Contención Emocional, el cual tiene como principal objetivo empatizar con los estudiantes, mediante apoyo y reflexión, siempre desde la mirada salesiana de Don Bosco, del buen cristiano y honesto ciudadano.

Al respecto, Sebastián Robles Santos, psicólogo del Colegio Salesiano San Ramón, expresó que “lo más importante es la comunicación que se puedan dar en los diferentes espacios de los alumnos, a nivel familiar que se abran espacios de conversación de lo que está pasando. A nivel de colegio es importante lo que se ha hecho, pues los maestros abrieron un espacio de conversación, respecto a lo sucedido, tomando líneas de acción para enfrentar el tema con los alumnos”.

En tanto, Guido Torres, docente de religión y secretario de pastoral, señala la importancia de la contención desde el aspecto espiritual. “La mirada espiritual salesiana tiene que abordar varios aspectos de la persona humana. Primero una mirada de mucha empatía con todos, vale decir, con nuestros estudiantes, apoderados y los educadores que trabajamos en la escuela...Ponerse en el lugar del otro, porque hay pensamientos e ideas que van surgiendo. Por otro lado, tener una actitud muy receptiva, de escucha con quien se acerca a conversar contigo, y cuál sería esa respuesta, qué haría Cristo en mi lugar, cómo Jesús respondería a esa persona, de qué manera le daría paz a ese estudiante, profesor, profesora o apoderado”, afirmó.

“Chile despertó ante una vida injusta que hemos estado viviendo, tanto en lo político, económico, la salud y la educación. Tenemos que sacar lo positivo de esto, no quedarnos con lo malo. Siempre con una actitud cristiana, porque nosotros no nos podemos sumar a los saqueos o robos. Como Don Bosco lo pensó para toda su familia salesiana, esperamos que nuestros jóvenes, el protagonista de nuestra educación, cómo hacer de ellos buenos cristianos y cómo llevarlos a ser honestos ciudadanos. Tenemos que poner oración por lo que está ocurriendo, para que Dios nos ayude y fortalezca, para que Chile sea ese paraíso, donde podamos vivir en paz y en igualdad”, enfatizó Torres.

FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile

Deja un comentario

*