Editorial 193

editorial_193

Querida Familia Salesiana:

Llego a ustedes para presentarles este nuevo Boletín, que siempre nos nutre con información y mucha formación, ayudándonos a sentirnos parte importante de este gran movimiento que es el carisma salesiano en Chile y en el mundo, y que nos permite leer, desde nuestra óptica, diferentes problemas que afectan a los jóvenes.

En las siguientes páginas podrán profundizar en una serie de temas, pero quisiera destacar algunos que me parecen de especial relevancia. Ante todo, nuestro Rector Mayor nos ha hecho el gran regalo al nombrar al nuevo Inspector de Chile, el P. Carlo Lira Airola, quien asumirá sus nuevas funciones y servicio el próximo 27 de enero. Agradecemos a Dios, en la persona de nuestro superior mayor, porque se ha fijado en nosotros y nos ha respondido a nuestra necesidad de tener ya el nombre de la persona que animará la vida inspectorial por los próximos seis años, poniéndose al servicio de toda nuestra familia, de los proyectos que se han instalado y de acompañarnos en el camino de fidelidad carismática con la continuación de las decisiones ya tomadas respecto de la resignificación y redimensionamiento. Ofrecemos, desde ya al P. Carlo, nuestra cercanía, oración y disposición para ayudarle en su delicada misión y deseamos que su salud y sabiduría le acompañen en todo momento.

Asimismo, destaco la realización de nuestra Asamblea Inspectorial, la que ha permitido hacer, nuevamente en clima de  corresponsabilidad, un profundo discernimiento de la realidad de nuestra Inspectoría en cuanto a la figura y vocación del hermano coadjutor, el rediseño de nuestra misión en Chile con la revisión de las opciones y acciones coherentes con este desafío, y la aprobación del nuevo proyecto vocacional. Debemos seguir avanzando en la toma de decisiones que nos permitan responder con más fidelidad y osadía a los nuevos desafíos que se nos presentan. Los jóvenes nos agradecerán por estos pasos que estamos dando.

Y, el último tema que quisiera destacar, dice relación con otras dos acciones referidas a nuestras obras que nos permiten avanzar en lo que he destacado más arriba. Me refiero a la inauguración de las nuevas dependencias del colegio salesiano de Calama, que sigue consolidándose en su proyecto, que sirve y está orientado totalmente a los destinatarios prioritarios de nuestra misión en Chile. A su vez, el nombramiento del nuevo gerente general de la Editorial Don Bosco, Sr. Julio Herrera, quien viene a aportar su profesionalismo y calidad personal, para seguir fortaleciendo la consolidación de nuestra casa editorial que está al servicio de la educación y formación de nuestros estudiantes en los valores que forman parte de la columna vertebral de lo que queremos lograr en nuestros niños y jóvenes. Esperamos que sea bien acogido en su trabajo y pronto veamos los frutos de su gestión en un área muy compleja.

Invito, pues, a leer con atención y agrado las páginas siguientes, donde podrán percibir que somos una familia fuerte y viva.

Les bendice,

P. Alberto Lorenzelli Rossi, Inspector.

Deja un comentario

*