Curatorio Teologado: La misión salesiana vivida en comunidad

El Provincial de los Salesianos en Chile, P. Carlo Lira, junto a Inspectores de Bolivia, Ecuador, Perú y a once formandos, participaron del Curatorio del Teologado de Lo Cañas, este viernes 23 de agosto.

El encuentro comenzó con la revisión de las observaciones del año anterior y del P. Carlo en su visita como Inspector, para conocer el camino recorrido y los desafíos propuestos para este 2019. Luego los Inspectores se reunieron con el equipo de formadores, instancia de diálogo sobre la visión global de de los jóvenes en formación, fortalezas, debilidades, estudios, pastoral.

Durante la mañana recibieron al encargado de estudios de Teología la Universidad Católica, quien presentó el Currículum y los requisitos de postulación para futuros estudiantes desde el extranjero. Además tuvieron como visitas a autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores, con quienes se conversó sobre el proceso de migración.

Los Inspectores y formandos tuvieron la oportunidad de compartir durante este encuentro con el Cardenal Ricardo Ezzati y el Obispo Auxiliar de Santiago, Mons. Alberto Lorenzelli.

Durante la tarde los Inspectores se reunieron con la comunidad completa del Teologado, que en este minuto se encuentra conformada por seis jóvenes de Ecuador, cuatro de Perú y uno de Bolivia, su Director, P. Felix Levín y los salesianos sacerdotes P. Nicanor Martínez, P. Sebastian Muñoz, P. Severino Tardivo y P. Juan Flores, para revisar el proyecto de plan de formación comunitario en las dimensiones humana, intelectual, educativa-pastoral y espiritual.

Posteriormente, se realizó un trabajo por Inspectoría, donde cada Inspector pudo dialogar con los jóvenes sobre su proceso formativo.

El encuentro terminó con una reunión conclusiva donde los Inspectores dieron sus impresiones y desafíos a mejorar a futuro y la celebración de la Eucaristía.

Para el P. Carlo Lira, los Inspectores son por definición constitucional los primeros formadores, “debemos tener una preocupación particular por la formación inicial de los hermanos y esta es una etapa conclusiva importante dentro de la formación. Vamos evaluando la marcha de la comunidad y como va funcionando el equipo formativo”, expresó.

El Inspector añadió, “Hemos visto a la comunidad bastante bien, si bien es cierto la interculturalidad es un desafío, también es una gran riqueza, en el sentido de ayudar a abrir horizonte a los jóvenes con respecto a otras formas de ser salesianos y expresión de fe religiosa”.

A la comunidad del Teologado se le ha pedido el servicio de llevar adelante el proyecto de animación pastoral de la Parroquia Jesús el Señor, lugar donde los jóvenes han podido trabajar en conjunto con laicos.

Para Marcelo Tigrero, joven ecuatoriano que se encuentra en tercer año de Teología, ha sido desafío grande el trabajo en la comunidad, “me costó entrar en la cultura, en el ambiente educativo, pero puedo resaltar que desde el primer día me he sentido acogido, eso me ayudó a que no se hiciera pesado el andar. Una oportunidad para que esta vida sea fraterna”, concluyó.

FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile
 

Deja un comentario

*