CI 2016: “Si nuestra vida no entra en la trama de Dios no tiene sentido”

A la escucha de Dios que transforma el corazón y permite leer su presencia en los signos de los tiempos; es la disposición asumida por los Salesianos de Don Boscoen el Capítulo Inspectorial que celebran durante estos días en Santiago.

Se trata de la segunda sesión de esta, la mayor instancia de oración y discernimiento para los caminos de la Congregación Salesiana Chile, que se realiza desde el domingo 24 al viernes 29 de abril en la Casa de Retiro de Lo Cañas. La primera sesión se efectuó en noviembre del año pasado.

En esta oportunidad la apertura ha sido realizada por el Provincial, P. Alberto Lorenzelli, quien ha motivado la participación y ha ofrecido una mirada analítica de los diferentes contextos en los que se mueve la Congregación.

Particularmente el Provincial se ha referido al contexto sociocultural en Chile, a la Iglesia universal y local y al contexto salesiano; también a los objetivos del capítulo y a los desafíos del capítulo general 27.

De lleno en los desafíos de esta instancia trienal de oración y discernimiento, el P. Alberto enfatizó en la importancia de “dejarnos mover por el Espíritu, para interiorizarlo y vivirlo como una experiencia personal, comunitaria y un impulso vital transformador”.

“Este proceso sólo se puede dar a partir de la participación de todos, sintiéndonos particularmente involucrados y requiere coraje y audacia, humildad y voluntad de conversión”, agregó el P. Alberto.

Luego el Provincial desarrolló varios aspectos relacionados con la consagración apostólica, sobre la cual, por ejemplo, instó a cuidar los momentos de oración, exigir mayor profundidad, frecuencia y “una mayor unidad entre oración y vida, oración y misión”.

Además, dio énfasis a la importancia del acompañamiento espiritual, sin el cual, considera, “no puede haber un camino espiritual serio”.

“Si nuestra vida no entra en la trama de Dios no tiene sentido”, enfatizó el Provincial.

El P. Alberto también tocó temas esenciales como el voto de obediencia, el voto de pobreza, el voto de castidad y la fragilidad vocacional.

Sobre la fragilidad vocacional el Inspector desarrolló cuatro ideas que considera las principales causas: Ausencia de la vida espiritual, pérdida del sentido de pertenencia a la comunidad, a la Congregación y, en algunos casos, a la misma Iglesia; problemas afectivos y debilidad en los procesos formativos.

El P. Alberto dedicó también un momento importante para referirse a los casos de abusos de menores, la respuesta de la Congregación y la política de prevención implementada.

Concluida esta primera parte fue el turno de los delegados de áreas de ofrecer una cuenta de la gestión de las mismas a la asamblea capitular: Formación, Familia Salesiana, Pastoral Juvenil, Comunicación Social y Economía..

Luego del almuerzo el Inspector ofreció sus conclusiones de la reflexión de la mañana.

El trabajo de la tarde de este primer día continuará con la revisión del Directorio Inspectorial en la secciones Formación y Familia Salesiana.

La jornada concluirá con la celebración de la Eucaristía y la tradicional instancia de las “buenas noches”, ambos momentos que serán presididos por el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati.

Fuente: Oficina de Información Salesiana

Deja un comentario

*