Cerca de 15 mil jóvenes optan por la UCSH

Una serie de opciones y logros en el último tiempo han generado una nuevo escenario para la Universidad Católica Silva Henríquez. El año 2016 quedó marcado con la adscripción a la Gratuidad, que benefició a un 73,3% de los estudiantes de primer año. Pero no es la única buena noticia que llenó de alegría y satisfacción a la casa de estudios superiores salesiana: fue aceptada, por unanimidad, en el Sistema Único de Admisión (SUA) de las universidades del Consejo de Rectores de Chile, ingresando así a una vía de admisión constituida por instituciones acreditadas con un buen nivel de calidad, sin fines de lucro y que poseen un compromiso público y social.

El SUA es un mecanismo que asegura una selección eficiente y equitativa de los postulantes a la Educación Superior. Asimismo, da la posibilidad de participar en una plataforma de selección informada, pública e imparcial que distribuye sus vacantes en base al desempeño y mérito de los estudiantes.

El compromiso con la calidad por parte de la Universidad también se vio ratificado después que la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) la acreditara nuevamente por un período de 4 años, en las áreas obligatorias de Gestión Institucional y Docencia de Pregrado. De esta forma, queda confirmado el reconocimiento público que ha recibido la UCSH y permite dar tranquilidad y certeza a sus estudiantes de pertenecer a una institución seria en la que pueden seguir accediendo al beneficio de la gratuidad.

“Existe una concepción errónea a nivel de algunos grupos de la sociedad de que una universidad que opta por trabajar con jóvenes de sectores más pobres tiene que ser también una pobre universidad; son dos cosas muy distintas. Somos una institución que quiere trabajar con sectores más vulnerables y, por eso mismo, con mayor razón, tenemos que ser una institución de alta calidad. Es decir, tenemos que formar lo mejor posible a ese joven, pues él será quien cambie la estructura de desigualdad que tiene este país”, destaca el Rector de la UCSH, Jorge Baeza.

Alta preferencia en 2017
Este nuevo escenario significó que la Universidad Católica Silva Henríquez completara un exitoso proceso de Admisión 2017, en su primera experiencia en el SUA. Según datos proporcionados por el DEMRE, organismo a cargo del proceso, la UCSH recibió un total de 14 mil 360 postulaciones, de las cuales, 8 mil 964 cumplían los requisitos requeridos por la Universidad. De esta cifra, 1.639 estudiantes fueron seleccionados por cupos regulares y, de ellos, un total de 850 jóvenes fueron preseleccionados con Gratuidad, lo que bordea el 50% de la matrícula. Esta cifra es preliminar ya que puede aumentar una vez que el Ministerio de Educación termine los procesos de asignación y apelación a beneficios estudiantiles.

“Todos esperábamos que el ingreso al Sistema Único de Admisión fuera bueno, aunque quizás viniera una pequeña baja en las postulaciones, entonces, encontrarse con esta sorpresa de que una cantidad tan alta de jóvenes nos ha colocado como primera opción, es realmente una alegría”, expresa el Rector Baeza sobre los resultados.

Aunque la autoridad también destaca que la Universidad Salesiana tiene conciencia del desafío que ello implica: “Cuando uno está más expuesto hay más expectativas de los demás.Hemos comunicado una idea a la sociedad: Que somos una universidad privada, pero que tiene un fuerte carácter público, que no lucra, que está comprometida con la calidad y preocupada porla inclusión. Por lo tanto, tenemos que ser muy consecuentes con ello, eso es lo fundamental, ahí hay un desafío grande”.

En su ingreso al Sistema Único de Admisión, la UCSH, fiel a su misión y visión, decidió darle prioridad a la historia académica de los postulantes al considerar un 50% del puntaje de ponderación con el Ranking y NEM. “Eso yo creo que es un elemento distintivo.Ingresar al SUA generó mucha discusión interna en la Universidad,respecto a ingresar a un sistema electivo que trabaja en función de una prueba (PSU) que sabemos que en realidad no evalúa la capacidad ni el talento de los estudiantes, sino “más bien” mide su nivel socioeconómico. Ahí entonces la Universidad quiso aplicar toda su experiencia en términos de ser más inclusiva generando también una lógica de porcentajes que le permitiera reconocer esa situación”, destaca el Rector.“Esta Universidad no ha cambiado para nada su lógica de ser una institución inclusiva, participando en un proceso en igualdad de condiciones con otras casa de estudios, pero sin dejar de reconocer sus principios. Es un tema de coherencia y credibilidad, lo que nosotros hemos dicho, es lo que estamos intentando hacer”, agregó.

Nuevo programa con vocación social
La oferta académica 2017 de la UCSH también presenta novedades interesantes como la carrera Técnico Universitario en Educación Social que dura dos años y tiene como intención preparar principalmente a personas que se desempeñen en fundaciones, organizaciones no gubernamentales, organismos estatales y/o empresas que trabajan con personas en situación de vulnerabilidad. Asimismo, también es una opción para egresados de enseñanza media que quieran estudiar una carrera más bien corta, pero que —a la vez— quieran hacer un cambio en la sociedad; este programa de estudios les permitirá prepararse justamente para aportar y trabajar con gente en situación de riesgo.

Por Daniela González, Periodista

Deja un comentario

*