Beata Laura Vicuña: “¡Atrévete a vivir con Cristo!”

En el día de la beata Laura Vicuña, el Obispo Auxiliar de Santiago, Alberto Lorenzelli, presidió la Eucaristía en la capilla del Santuario ubicado en los faldeos del Cerro Renca, en la Zona Norte de la capital.

Hijas de María Auxiliadora (FMA), cuasimodistas, y fieles devotos llegaron hasta el recinto religioso para celebrar la memoria de la joven. Al comenzar la misa, el obispo Lorenzelli saludó a los presentes y los llamó a rezar para que muy pronto Laura Vicuña sea declarada santa.

Al momento de la homilía, el pastor leyó una carta que él mismo escribió, pero como si fuera redactada por la mano de Laurita, interpretando, dijo, lo que ella nos podría decir hoy en su fiesta. En esa supuesta carta, Laura Vicuña invita a observar, actuar e imaginar y dice que "Dios es el autor de la juventud y, en consecuencia, Él obra en cada joven; obra en ti, en mí y en cada uno de los que tú puedas conocer. Esta juventud es sinónimo de alegría y de esperanza, y es por esto que ser joven se convierte en un tesoro valiosísimo del presente y no es solo una etapa por la cual hay que pasar".

Más adelante, el pastor puso en labios de Laura Vicuña que "actuar es vivir, es atreverse a dar un paso hacia las mejores experiencias que podrás tener en tu juventud", y que "la amistad será uno de los grandes pilares de tu persona, y para ello necesitarás del mejor amigo de todos, el que nunca te va a fallar. Sí, Jesucristo. En él, por más que intentes vivir y experimentar, no podrás encontrar esa plenitud".

Luego, la "carta" de la beata leída por el obispo Lorenzelli expresa: "Desde la intimidad de donde hoy me encuentro, te digo que no te desanimes ante las turbulencias de la vida, sal y atrévete a vivir con Cristo, y así como 'María se levantó y partió sin demora', así también tú ¡levántate y anímate a vivir!".

Al término de la Eucaristía, la provincial de las FMA y presidenta de la Fundación Beata Laura Vicuña, Sor Ximena Oyarzo, agradeció la participación de todos en esta fiesta, también de los cuasimodistas que, como siempre, se hicieron presente en esta liturgia. Pidió que cada uno le pregunte a la niña beata qué es lo que ella nos invita a vivir cada día en nuestra vida de fe. Después, Sor Ximena agradeció los aportes recibidos para terminar la reconstrucción del hogar "Amor, Paz y Alegría", que acoge a niñas del Sename. El recinto, levantado en terrenos del santuario, sufrió hace un año un incendio que destruyó gran parte de las habitaciones. Gracias a los aportes, la reconstrucción del hogar ya tiene un 80 por ciento de avance, por lo que esperan terminar pronto, con la ayuda voluntaria de amigos de la Fundación Beata Laura Vicuña.

Fuente: Comunicaciones Arzobispado de Santiago
 

Deja un comentario

*