Anunciar a los jóvenes la alegría de Cristo resucitado

 

Se realizó la misa de envío a 25 Salesianos y 11 Hijas de María Auxiliadora (FMA) que pertenecen a la 149° Expedición Misionera Salesiana en la Basílica de María Auxiliadora de Turín el domingo 30 de septiembre.

La celebración fue presidida por el P. Ángel Fernández, Rector Mayor de los Salesianos y contó con la participación de Madre Yvonne Reungoat, Superiora General de las FMA; el Vicario del Rector Mayor, P. Francesco Cereda; P. Guillermo Basañes, Consejero General para las Misiones y algunos inspectores Salesianos.

Durante la homilía, el Rector Mayor recordó a los misioneros y misioneras que han recibido una parte del mismo espíritu de Don Bosco y Madre Mazzarello. Es precisamente ese espíritu – manifestó – que les llevará no tanto para “hacer, hacer, hacer...”, sino para abrazar a los jóvenes pobres y ofrecer humanidad como la ofrecieron los primeros salesianos e Hijas de María Auxiliadora.

Les instó a no sentirse padrones de las misiones, sino ser servidores. En este contexto, es importante escuchar y la escucha será fundamental para “sentir a Dios y sentir el clamor de su pueblo”. Les pidió “sean misioneros tenaces y valientes de los pequeños y de los últimos”, concluyó.

Todos los misioneros partirán a sus destinos apenas tengan los permisos de entrada a los diversos países, y cumplan las actividades previstas de formación, con la finalidad de predicar a las gentes el Evangelio de la vida y ser para los jóvenes la presencia paterna y materna de Jesús.

FUENTE: ANS - Comunicaciones Salesianos Chile
 

Deja un comentario

*