40 años de Boletín Salesiano en Chile: Inicio de su versión digital

En 1976 fue la primera vez que se publicó de forma impresa el Boletín Salesiano en Chile, llegando a producirse 186 ediciones en ese formato.

Tras 40 años de vida y de distribución nacional, con un tiraje promedio de 12 mil ejemplares, se ha debido abandonar el papel.

La ausencia de recursos económicos destinados a su impresión ha imposibilitado que este histórico medio continúe con su circulación en la forma en que se venía haciendo desde sus inicios en Chile.

Esta dificultad ha sido asumida como una oportunidad para visualizar nuevas plataformas, incursionar en la tecnología y, de paso, estar en sintonía con el nuevo escenario comunicacional actual.

En la primera edición de Don Bosco -puesta en circulación el 10 de agosto de 1877- el Boletín Salesiano desarrollaba en unos de sus artículos: “El fin del Boletín es dar a conocer nuestras cosas lo más que se pueda y darlas a conocer en su verdadero sentido (…) Este periódico será el apoyo principal de todas nuestras obras: Si éste desapareciese, también estas desaparecerían”.

Una iniciativa impulsada por Don Bosco

Cuando se publica la primera edición del Boletín Salesiano en Chile, la revista ya tenía 100 años de existencia desde que fuera creada por Don Bosco, en Turín, Italia, con el objetivo de “difundir el conocimiento del espíritu y de la acción misionera y educativa salesiana” (Art. 41 Reglamentos Generales de Congregación Salesiana).

Don Bosco entendía la comunicación social como un medio útil para la consolidación de su obra. En 1870 logró la aprobación vaticana de la Congregación Salesiana y en 1877, once años antes de su fallecimiento, puso en marcha el Boletín Salesiano.

Actualmente, este medio informativo tiene presencia en 132 países alrededor del mundo y es escrito en unos 27 idiomas.

El salto definitivo

Como lo pueden constatar en la lectura de este artículo, el radical cambio de formato en nuestra versión chilena, por una parte, busca asegurar la continuidad, sin perder la esencia del medio, que refleja, también, la vida y el quehacer de la Familia Salesiana.

EL BS continuará con su frecuencia bimensual. La edición que tienen ahora en sus pantallas (manos) es la 187, la primera de un nuevo camino trazado por Inspectoría a través del Área de Comunicaciones.

Se ha establecido un “domicilio” electrónico: www.boletinsalesiano.cl, lugar en el que podrán hojearse, en modo digital, las futuras ediciones.

Este sitio Web ha sido pensado también para dar soporte a secciones en las que se incluirán publicaciones noticiosas de la Familia Salesiana en Chile; noticias de Iglesia, tanto nacionales como internacionales, contenidos que anteriormente se encontraban en www.salesianos.cl.

Será posible acceder en el sitio además a recursos multimediales y fotográficos, sumado a espacios para la interacción con los lectores.

Este medio de comunicación, educación y evangelización, con toda su importancia y trayectoria, emprende, entonces, una nueva y fundamental etapa al servicio de la Misión Salesiana.

Como decía la primera edición de 1976: “Alguien dijo que el mundo iba a terminar en un gran incendio… Es tal la cantidad de papel que se echa a circular que llegará un momento en que bastará una chispa para propagar un fuego incontenible.

La Publicación del Boletín Salesiano no pretende echar más leña a esa hoguera de ciencia ficción. Tampoco es un vano alarde de poder editorial, ni la búsqueda de prestigio para una Familia Religiosa. El BS responde a una necesidad y al sueño visionario de un Santo.”

Un trozo de historia viva

José Lino Yáñez, salesiano de la comunidad de Valparaíso, fue el primer Director del Boletín Salesiano en Chile: “Me remonto a mi historia. Parece que tengo una vocación de fundar o de crear revistas”.

El salesiano contó que además de iniciar en Chile el Boletín Salesiano en 1976, también fue parte de la puesta en marcha de la revista “Liturgia” y fue director de la revista “Testimonio” de la Conferencia de Religiosas y Religiosos en Chile, todo entre las décadas del ‘60 y ‘70.

En esos años, se le encomendó el proyecto del Boletín Salesiano por el Provincial de la época, tarea que asumió ayudado por Ulises Valderrama, un joven periodista que había sido parte de la formación salesiana.

“Él era muy salesiano, quería mucho a Don Bosco … él feliz de ayudar porque le servía para ejercitarse en el periodismo”, recordó P. José Lino.

El cuerpo de la revista

Hoy, tras 40 años desde su primera edición en territorio nacional, P. José Lino compartió los criterios de trabajo que manejaban entonces para editar la revista:

“En todo número había un núcleo central, representado en un buen reportaje de algo salesiano, para lo cual recuerdo haber leído cosas de (Abraham) Santibáñez, el periodista, sobre cómo hacer un reportaje”.

“Después era bueno pensar en una entrevista, entrevistar siempre a alguien significativo. Uno de los que me acuerdo, es Raúl Matas (destacado personaje en la historia de las comunicaciones en Chile), ex alumno de Valdivia”.

El Boletín Salesiano debía incluir una columna, “ahí pensamos en Gustavo Ferrari, un buen columnista”, además de sus temas típicos, como la sección del Rector Mayor y  del Inspector.

Como hoy, la revista también incluía noticias del acontecer salesiano, sin embargo, “nosotros vimos que no podían ser noticias sólo de actualidad, sino noticias como un ejemplo a seguir. Invitar a decir ‘en tal parte hicieron tal cosa, ¿qué podríamos hacer nosotros acá?’.”

Migración a lo digital

Respecto a la migración del Boletín Salesiano a formato digital, P. José Lino considera que es un paso importante para el medio en tiempos actuales. Sin embargo, repara en ciertas aprensiones en cuanto a su desaparición en papel, ya que piensa, éste no tendría acogida entre los lectores que no cuentan con acceso o familiaridad  con la Web.

“Valdría la pena evaluar a quién iba la revista y quiénes la buscarían”, dijo el primer director de la revista en el país.

Área de Comunicaciones
Congregación Salesiana en Chile

Deja un comentario

*