2do Encuentro Administradores: caminando en la misma línea hacia un fin común

El 2019 ha sido un año lleno de desafíos en lo administrativo para la Red de Colegios Salesianos. Facturación electrónica y la centralización de subvenciones; son algunos de los retos asumidos, los cuales serán discutidos en el 2º Encuentro anual de administradores, realizado desde el 3 al 5 julio en Santiago.

“Con esta instancia formativa, buscamos establecer criterios para el caminar de cada una de las obras. Algo que ya habíamos hecho hincapié en los diferentes encuentros de otras áreas, pero nos faltaban los administradores para que todos vayamos caminando en la misma línea hacia un fin común: el bienestar de los muchachos, obras y educación,” señaló el Ecónomo Inspectorial, P. José Toledo.

Hoy los colegios salesianos, en conjunto, son los que más reciben recursos del Estado, por lo que son más observados. Debido a eso, la consigna de la congregación es “trabajar en red”, fortaleciendo el desempeño de cada establecimiento a través de la estandarización de procesos a nivel nacional.

En esa línea, diversos procesos fueron centralizados: Subvención Escolar Preferencial (SEP), subvención para el Plan de Mejoramiento Educativo (PME), rendición de gastos, remuneraciones, entre otros. En cada uno de estos cambios, el alineamiento de los administradores locales es fundamental, expresan las autoridades nacionales. Es debido a esto que son reunidos de forma presencial en Santiago, algo que es agradecido por aquellos de las zonas más extremas.

Es el caso de Gladys Lleucúnárea, administradora del Colegio Salesianos de Puerto Montt. Según su relato, a veces las tareas cotidianas sumadas a la lejanía, hacían difícil comprender ciertos cambios, por lo que “es muy bueno que nos reúnan, especialmente con los contadores, porque son quienes nos ayudan a resguardar algo tan sensible como es el financiamiento. Para nosotros que somos de provincia, estos encuentros son excelentes”.

“Esperamos que los administradores entiendan nuestra propuesta y su importancia, ya que el error de uno ahora podría afectar a la congregación completa. Sin embargo, la suma de esfuerzos también, pero de manera positiva. Se optimizará tiempo y recursos económicos, se generarán potenciales economías de escala, además de ayudarnos a evitar rechazos y multas en el futuro”, expresó Andrés Berríos, Contralor Nacional de la Congregación Salesiana.

Uno de los resultados que se estiman de estas jornadas es proyectar con antelación lo que se realizará el 2020, año donde la mayoría de los cambios deberían estar implementados. Dicha meta podrá ser revisada en el tercer y último encuentro de esta área a finales del 2019.

FUENTE: Comunicaciones Salesianos Chile 
 

Deja un comentario

*